Cólico biliar: síntomas, causas, remedios

Cólico biliar, aquí están los síntomas, las principales causas y los posibles remedios, naturales y farmacéuticos, en este artículo también responderemos las preguntas más frecuentes

El cólico son los espasmos repentinos y muy dolorosos que pueden afectar diferentes tejidos musculares del cuerpo humano. Se trata de contracciones inesperadas y ajenas a su ciclo normal que provocan una inflamación repentina, que puede extenderse a otras zonas, pero al mismo tiempo de curso rápido.

Dependiendo del tejido al que afecten, los cólicos adquieren un nombre específico, y los que afectan al hígado y la vesícula biliar son los cólicos biliares. Por supuesto, este tipo particular de cólico está asociado a problemas específicos relacionados con los órganos indicados anteriormente, incluso si el mecanismo subyacente al problema es común a los que causan otros tipos de espasmos.

Para reconocer el cólico biliar es recomendable conocer sus síntomas, causas y remedios que se pueden adoptar. Aquí, entonces, está toda la información que necesita.

Cólico biliar: síntomas

Este tipo de cólico, como todos los demás, se manifiesta por un dolor extremadamente intenso, parecido a una puñalada, que desaparece al cabo de unos instantes. Pero antes de que desaparezca, la inflamación puede extenderse a otras áreas del cuerpo. Para estar seguro de que se trata de un cólico biliar, obviamente es muy importante localizar con precisión el origen del dolor, que en este caso se ubica aproximadamente por debajo del esternón.

Como se acaba de mencionar, antes de desaparecer el dolor puede extenderse a otros puntos, y una peculiaridad del cólico biliar es ir hacia arriba, llegando al tórax e incluso al hombro derecho, a diferencia del cólico renal, que en cambio es descendente.

Para evitar confundir el cólico biliar con otro tipo de espasmos (por ejemplo los famosos calambres de estómago), es recomendable estudiar la presencia de otros síntomas. Por lo general, estos dolores van acompañados de náuseas y, en algunos casos, incluso de vómitos. Otros síntomas que a menudo se asocian con el cólico biliar incluyen heces de color amarillento claroictericia (una decoloración anormal de la piel) y fiebre.

Además, como en muchos otros casos, el cólico biliar es intenso y muy breve, pero intercalado con momentos de ausencia de dolor. Esto significa que en una hora, por ejemplo, estos pueden manifestarse muchas veces.

Además, otra característica típica de este tipo de cólicos es que se presenta principalmente por la noche y, en sujetos predispuestos, después de consumir una comida abundante, a base de grasas y alimentos complejos.

Causas del cólico biliar

En general, el cólico no es el problema, sino su manifestación. El intenso dolor que se percibe, por tanto, es evidencia de otro fenómeno anómalo en curso; precisamente por eso, nunca se debe subestimar el cólico. El cólico de la vesícula biliar, por supuesto, no es una excepción: no son más que la manifestación de un síndrome que tiene una incidencia bastante alta en España, y que es más común entre las mujeres: la calculosis.

Para comprender el mecanismo detrás del problema, es necesario saber que el hígado es un órgano involucrado en la digestión de las grasas, gracias a la producción de bilis y sales biliares. Este tejido está estrechamente conectado a la vesícula biliar, una pequeña vejiga cuyo objetivo es almacenar y concentrar los líquidos producidos por el hígado, para que estos se viertan al órgano cuando sea necesario.

El colesterol, principal fuente de grasa de los alimentos de origen animal (carne, leche, mantequilla, etc.), no puede ser disuelto por la bilis, por lo que intervienen unas sales que permiten que ocurra este evento. Por supuesto, las sales biliares están limitadas dentro del cuerpo, por lo que sucede que cuando se introduce demasiado colesterol, este se precipita en complejos sólidos y duros, similares a los cálculos renales.

Los cálculos, principal causa de los cólicos biliares, consisten precisamente en el paso de los complejos de colesterol desde la vesícula biliar al hígado, a través de las vías biliares. El diámetro de estos conductos es bastante limitado, por lo que el paso de la bilis al hígado se ve dificultado por la presencia de estos pequeños complejos de colesterol, que obstruyen el diámetro de las trompas y provocan este tipo de cólicos.

En otros casos, incluso los cálculos pueden ser tan grandes que no solo obstruyen el diámetro de estos tubos microscópicos, sino que limitan por completo el paso de los jugos biliares, que quedan aislados dentro de la vesícula biliar.

La principal causa de calculosis, y por tanto de cólico biliar, es sin duda una mala alimentación. En particular, una dieta desequilibrada en la que predominan los ácidos grasos y el colesterol es el principal factor de riesgo para la aparición de estos dolores, tanto en sujetos predispuestos como no predispuestos.

Evidentemente, los sujetos que deben prestar más atención a la nutrición son los ancianos, los que tienen sobrepeso, así como los diabéticos. También tenga en cuenta que los cálculos y, en consecuencia, los cólicos no tratados pueden causar algunas complicaciones indeseables y peligrosas, incluida la pancreatitis aguda.

Remedios para el cólico biliar

Remedios naturales para el cólico biliar

Es posible remediar la calculosis y, en consecuencia, el cólico biliar, adoptando algunos remedios naturales: el más importante de todos es la dieta. La dieta para el cólico biliar consta de unos preceptos específicos, como comer al menos 5 porciones de frutas y hortalizas al día, beber cantidades suficientes de agua (al menos dos litros al día), pero sobre todo limitar al máximo la ingesta de grasas, en particular si es de origen animal.

Además, entre los remedios naturales, es posible recurrir a algunas infusiones. De hecho, existen en la naturaleza algunas plantas aromáticas que son capaces de optimizar la producción de bilis y limitar la absorción de colesterol por parte del organismo.

Entre las plantas que se pueden utilizar para hacer infusiones se encuentran la hierbabuena, así como las semillas de hinojo y el aloe vera. Otros alimentos con estas características son las uvas, cerezas y fresas, así como copos de avena.

Además, en cuanto a los remedios naturales, no debemos descuidar la importancia de la actividad física: gracias a ella es posible utilizar las reservas de grasa para producir energía, además de acelerar el metabolismo, reduciendo la absorción de colesterol por la vesícula biliar.

Drogas

En cuanto a los remedios farmacológicos, es bueno saber que es posible utilizar fármacos antiespasmódicos para el cólico biliar, que pueden actuar específicamente sobre la inflamación provocada por los cálculos biliares, limitando el dolor y su propagación.

Este tipo de remedios, sin embargo, actúan exclusivamente sobre la inflamación y por tanto sobre los cólicos, pero no sobre la causa que los desencadena, o los cálculos. Para actuar desde este punto de vista, de hecho, es necesario recurrir a fármacos específicos destinados a “disolver” las piedras. Si estos no funcionan como se esperaba, la solución al problema es la intervención quirúrgica.

Cólico biliar: ¿cuánto duran?

Como todos los demás cólicos, el cólico biliar también tiene una duración muy corta. Por lo general, este tipo de cólico se presenta de forma repentina, alcanza el ápice de intensidad y luego desaparece, sin embargo, se ha extendido hacia la parte superior del tronco. Una peculiaridad de estos cólicos, sin embargo, es que ocurren principalmente por la noche, y con frecuencia los espasmos van acompañados de diarrea, vómitos y en algunos casos ictericia.

Qué comer con el cólico biliar

La dieta óptima para las personas con cólicos de la vesícula biliar incluye muchas frutas y verduraspoca grasa y grandes cantidades de agua. Además, los sujetos con sobrepeso u obesidad deben seguir una dieta hipocalórica, con el objetivo de reducir la predisposición al cólico biliar.

Algunos alimentos, como las bayas, el hinojo, las uvas y las alcachofas, pueden optimizar la producción de bilis y estimular el vaciado de la vesícula biliar.

Cólico biliar en el embarazo

El cólico biliar en el embarazo puede tener un efecto negativo en el feto, ya que un mal funcionamiento de los órganos digestivos puede provocar una falta de nutrientes al feto, así como la acumulación de colesterol.

En estos casos, por tanto, el principal consejo es contactar con un especialista, así como con su ginecólogo, para desarrollar un tratamiento adecuado a su situación. Naturalmente, en casos menos graves es posible recurrir a remedios naturales que ayuden a eliminar estas piedras.

Preguntas frecuentes FAQ

✅ ¿Qué son los cólicos biliares?

Los cólicos biliares son espasmos musculares intensos y cortos que se localizan cerca del hígado.

✅ ¿Cómo se manifiesta el cólico biliar?

Se manifiestan con un dolor extremadamente intenso y muy breve, que puede ocurrir muchas veces en unas pocas horas.

✅ ¿Por qué ocurre el cólico biliar?

El cólico biliar es causado por cálculos en la vesícula biliar, que evitan que la bilis fluya hacia el hígado.

✅ ¿Cuánto dura el cólico biliar?

Por lo general, tienen una duración corta, pero pueden ocurrir con frecuencia durante horas.

✅ ¿Cómo se tratan los cólicos biliares?

El cólico biliar se trata con la adopción de remedios naturales, incluida una dieta equilibrada y remedios farmacológicos.

✅ ¿Qué comer con el cólico biliar?

Algunos alimentos pueden limitar el problema, como alcachofas, uvas, frutos rojos, fresas e hinojo, así como algunas hierbas.

✅ ¿Qué no comer con el cólico biliar?

Es recomendable evitar los alimentos sobreprocesados, así como las fuentes de grasas, especialmente de origen animal.

✅ ¿Qué tomar para el cólico biliar?

Para limitar el dolor, se pueden utilizar fármacos antiespasmódicos; 
para solucionar el problema, sin embargo, se necesitan tratamientos más específicos.

✅ ¿Qué hacer en caso de cólico biliar?

El consejo es visitar a un especialista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *