Las claves de la felicidad, según la ciencia

Encontrar momentos de bienestar emocional puede ayudarnos a lidiar mejor con circunstancias completamente excepcionales. El artículo de hoy te dará las claves de la felicidad, según la ciencia.

Según la ciencia, la felicidad es posible. De hecho, a pesar de ser un campo de estudio relativamente nuevo, muchos estudios sugieren que todas las personas pueden ser felices, incluso en tiempos difíciles.

Es bastante comprensible que uno se sienta mal en una situación difícil, pero hay muchas oportunidades para celebrar nuestra existencia. Siempre podemos encontrar formas de ser un poco felices incluso en las situaciones más difíciles de la vida.

¿Qué es exactamente la felicidad?

Según la ciencia, la felicidad es un concepto abstracto . De hecho, muchos investigadores lo han estado estudiando durante décadas. Por supuesto, a cada uno se le ocurrió su propia definición, y hay docenas de ellos.

Por ejemplo, algunos se enfocan en experimentar emociones y estados positivos, mientras que otros se enfocan en la relación entre la presencia de felicidad y la ausencia de miedo o adversidad.

El ingeniero Mo Gawdat sugiere una visión bastante interesante. Es un ex trabajador de Google que ha pasado por una situación particularmente difícil. Esto se debe a que su hijo murió mientras se sometía a una cirugía de apendicitis debido a negligencia médica. Basado en su propio sufrimiento, Gawdat estableció una fórmula matemática en la que explicaba la desgracia humana.

Según él , sufrimos porque rechazamos las cosas malas que nos pasan. Probablemente hacemos esto porque esperamos que sean diferentes. Por ejemplo, las personas que se enfrentan a situaciones difíciles sufren mucho más que quienes las aceptan y las aprovechan al máximo.

El dolor de un incidente como no aceptar que nuestra pareja nos dejó, o que fuimos despedidos o la enfermedad o la muerte nos lleva a un sufrimiento excesivo. Así, sin duda, nos distanciamos del concepto de felicidad, al menos según la ciencia.

Mujer preocupada
Sufrimos cuando rechazamos las malas experiencias de nuestra vida o las resistimos porque creemos que merecemos algo mejor.

Efectos derivados de la felicidad, según la ciencia

Según la teoría de las emociones positivas Ampliar y construir de Barbara Fredrickson (1998, 2001), experimentar emociones positivas promoverá un comportamiento más flexible. También nos ayuda a lograr un repertorio más amplio de los tipos de comportamiento mencionados. Por lo tanto, podemos adaptarnos y funcionar mejor en nuestro entorno, así como en las diversas áreas de nuestras vidas.

Estos son algunos efectos de mantener una actitud positiva:

  • Nuestros pensamientos son más creativos.
  • Somos más tolerantes cuando se trata de nosotros mismos y de los demás.
  • Nuestras respuestas son más adaptables.
  • Podemos contrarrestar mejor las emociones negativas.
  • Somos más altruistas.
  • Toleramos mejor el dolor físico.
  • También somos más resistentes ante la adversidad.

No te pierdas esto: La felicidad no es una utopía: Reflexiones sobre la felicidad

Las emociones positivas también tienen un gran efecto amortiguador sobre el estrés (Fredrickson, Mancuso, Branigan & Tugade, 2000), como han revelado varios estudios de laboratorio. Esto incluye la reactividad cardiovascular (Fredrickson y Levenson, 1998).

Además, la ciencia ha descubierto que las emociones positivas y negativas no se excluyen mutuamente, sino que son relativamente independientes (Avia y Váques, 1998). Por tanto, podemos sentir emociones negativas en situaciones relativamente positivas. Por otro lado, también podemos sentir emociones positivas en momentos especialmente difíciles como la ansiedad y la exposición a situaciones traumáticas.

Claves de la felicidad, según la ciencia

Las personas pueden hacer mucho para escapar del sufrimiento a pesar de que atravesamos muchas situaciones complicadas durante la vida. A continuación describiremos algunas sugerencias sobre cómo ser más feliz, según la ciencia:

Estar agradecidos

Innumerables expertos afirman que deberíamos estar agradecidos por todo lo que va bien en nuestra vida todos los días. Esto es especialmente importante cuando atravesamos tiempos difíciles.

Los estudios sobre este tema revelan una relación directa entre la gratitud y el comportamiento prosocial, la satisfacción con la vida, las emociones positivas, la esperanza, el optimismo, la vitalidad y la percepción subjetiva de la felicidad (McCullough, Emmons y Tsang, 2002).

Además , estar agradecido reduce el riesgo de desarrollar condiciones psicológicas como depresión, ansiedad y abuso de sustancias (Bono y McCullough, 2006).

Como ves, incorporar la gratitud a nuestra vida en momentos de crisis y gran dificultad puede conducir a una mejora significativa en nuestro estado emocional.

Mujer feliz
La gratitud conduce a un menor riesgo de depresión, ansiedad, adicción y otros trastornos psicológicos.

Desarrolla un buen sentido del humor.

Son muchos los beneficios psicológicos que se atribuyen a tener un buen sentido del humor. Entre ellos encontramos:

Un buen sentido del humor también tiene importantes efectos físicos, como una mayor tolerancia al dolor y la mejora del sistema inmunológico y cardiovascular. Además, mejora nuestra comunicación con los demás y nos ayuda a estar en armonía con la sociedad a nivel social.

Por tanto, es importante incluir momentos divertidos de distracción en nuestras vidas. Podemos hacerlo redescubriendo nuestra serie favorita, viendo una película que nos haga reír sin parar, escuchando un podcast divertido o leyendo un libro que simplemente nos haga sonreír.

Escuchar música

El Journal of the American Medical Association publicó los resultados de un estudio de musicoterapia realizado en Austin en 1996. Reveló que la estimulación a través de la música aumenta la liberación de endorfinas, lo que reduce la necesidad de medicación.

Las endorfinas actúan sobre el sistema nervioso central. Nos motivan y nos dan energía para que seamos más felices y optimistas.

Por lo tanto, debe crear una lista de reproducción de sus canciones favoritas y escucharla mientras hace ejercicio o se lava. ¡Una dosis diaria de música alegre pone a cualquiera de mejor humor!

Prueba la atención plena

Mindfulness significa estar presente en el momento . Cuando enfocamos nuestra atención en cada actividad que hacemos, se vuelve mucho más fácil para nosotros dejar de escuchar los pensamientos negativos en nuestra cabeza.

No es necesario ser un maestro Zen para practicar la atención plena. Todo lo que tenemos que hacer es concentrarnos en lo que hacemos. Aquí hay un ejemplo:

  • Concéntrese en cada acción que realiza al cocinar: observe los ingredientes. Sienta la textura con los dedos. Preste atención a los olores y sonidos que hacen. Observe cómo cambia la consistencia del plato cuando se cocina.