Los 7 tipos de infidelidad que debes conocer

Lo crea o no, en realidad existen diferentes tipos de infidelidad.

Existen diferentes tipos de infidelidad. Desde el momento en que se rompe la confianza de la pareja, hay una especie de traición. Tan poco como coquetear, tener conversaciones e interacciones cargadas de coqueteo, o incluso excitación sexual, significa infidelidad.

Cuando se trata de infidelidad, solemos pensar en la imagen clásica de una persona traicionando a su pareja con una tercera persona a través de algún tipo de encuentro sexual.

Sin embargo, es importante recordar que hay muchas formas de traicionar a una pareja.

La lealtad es más que una obligación mutua donde se acuerda no tener relaciones sexuales con otras personas. La lealtad es un vínculo basado en el respeto, la intimidad , el reconocimiento personal y emocional, el compromiso, el interés y el cuidado.

Son pequeñas bandas que dan constancia y solvencia a la relación. Cuando uno de estos aspectos falla, en ocasiones se puede generar desconfianza.

Además, debemos ser conscientes de que aunque existen varios tipos de infidelidad, todas ellas pueden aparecer tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, no siempre es un componente “sexual” el que caracteriza los engaños más habituales. Hay otras dinámicas que también rompen con el foco importante de una relación: la confianza .

7 tipos de infidelidad

1. Infidelidad emocional

Mujer sola

Hay muchos tipos de infidelidad, pero comenzaremos esta lista con uno de los tipos más comunes y a la vez más dramáticos.

Somos conscientes de que duele si nuestra pareja tiene una aventura con otra persona. Hay una razón para buscar en la mayoría de los casos. Pero, ¿qué sucede cuando nuestra pareja desarrolla una conexión emocional más intensa con otra persona que la que tiene con nosotros?

No hay contacto físico, pero un vínculo basado en la compasión, la confianza y la intimidad puede ser muy revelador. Puede ser tanto que podamos considerarlo un “asunto emocional” y una completa infidelidad.

Lea también:  El mejor hogar es donde todos se sienten amados y respetados

Relaciones a través de nuevas tecnologías (un asunto cibernético)

Sin duda, esto es muy común en la actualidad. Las relaciones virtuales, o aquellas que se establecen online a través de páginas de contacto o las clásicas aplicaciones móviles, constituyen todo un universo donde alguien puede tener una o más relaciones paralelas.

En este caso, no es necesario tener contacto físico ni relación sexual. Solo al involucrarse en un determinado tipo de comportamiento, intercambiar imágenes, conversaciones e interacciones cargadas de coqueteo o incluso excitación sexual, implica infidelidad.

3. Secretos y falta de honestidad

Par triste

¿Podemos ver la falta de honestidad como una especie de infidelidad?

¡Por supuesto!

Como mencionamos al principio, dado que la confianza de la pareja se rompe, se considera una especie de engaño, una traición.

Si nuestra pareja está acostumbrada a mentir, a ocultar información (omitir la verdad ), además de ser constantemente deshonesta, debemos ser conscientes de que estamos con una persona infiel.

4. Compañero ausente

El socio ausente es la persona que no es confiable, que invierte su tiempo e interés en áreas que van más allá del alcance de la relación.

Aquí, por ejemplo, tenemos a la persona que trabaja en exceso. Lo hace porque le gusta el estatus que le otorga su puesto de trabajo, por lo que siempre valora más su trabajo que a su propia pareja.

También tenemos a la persona que carece de lealtad y que no está cuando necesitamos apoyo. La persona que no está presente en las actividades diarias, donde una pareja construye su relación a través de las rutinas y las cosas sencillas de la vida.

Se trata de dos tipos de infidelidades bastante habituales en la sociedad actual.

5. Infidelidad a través de la cinta

Las parejas han estado discutiendo

En este caso, una de las personas de la relación ya no está enamorada del otro. Mantienen la relación por costumbre, por miedo a la soledad o simplemente por indecisión sobre qué hacer.

Son situaciones cargadas de falsedades que tienen un alto costo emocional.

6. Infidelidad basada en el desprecio

Hay personas que tienden a criticar o minimizar a su pareja frente a otras personas.

Ya sea frente a amigos o en el trabajo, siempre es preocupante ver a alguien hablando despectivamente sobre su pareja. No es apropiado, lógico o respetuoso.

Si amamos a alguien, le tenemos respeto. Si amamos a alguien, lo defendemos y valoramos, esté presente o no. No hacerlo es un tipo de infidelidad al compromiso establecido.

No te pierdas: 6 señales de abuso verbal: ¿Eres una víctima?

7. Infidelidad por una historia de amor

Mujer triste, tenencia, anillo

Llegamos ahora al tipo de infidelidad más clásico. Es el tipo que destruye muchas relaciones, causa mayor angustia emocional y hace necesario ver a terapeutas, tomarse un tiempo para pensar y superar el dolor.

Los engaños que se producen después de haber pasado por un largo romance con alguien, o después de haber tenido un determinado encuentro sexual, son algo que todos tememos.

Muchos de estos asuntos son intencionados y planificados. Otros, por otro lado, son aleatorios e inesperados. Pero sea lo que sea, la persona siempre es consciente de que lo que está haciendo es traicionar y engañar a su pareja.

La respuesta a qué hacer o qué no hacer es suya. De nadie más.