¿Cómo atraer a un hombre sin parecer persistente?

Aunque pueda parecer contradictorio, es importante parecer seguro e independiente para atraer a un hombre y despertar su interés. Debes demostrar que no lo necesitas en tu vida. 

El arte de atraer a un hombre es innato para algunas mujeres. Pero no todos son igualmente buenos en ese frente. Se trata de utilizar trucos de seducción a los que los hombres simplemente no pueden resistirse.

Es importante no mostrarles todo a la vez. Tienes que dominar la situación para que vuelvan por más. Tienes que tomar la iniciativa.

No seas demasiado directo

Los hombres se sienten más cómodos cuando tienen control sobre sus emociones . Deben sentir que son ellos quienes seducen a la mujer que los atrae. La idea es, por tanto, guiarlos sin que se den cuenta de que lo estás haciendo.

Es importante que se sientan cómodos y confiados en cada paso que den. Por tanto, les asustará si eres demasiado directo, porque se sentirán presionados.

Cuando una mujer se los prueba, tienden a huir porque temen una relación comprometida para la que no están preparadas. O tal vez solo busquen contacto con ella para tener relaciones sexuales y desaparezcan cuando él la tenga en la cama.

Lo que esto significa es que es poco probable que tenga un resultado positivo si es demasiado persistente.

Ahora que hemos hablado sobre lo que no se debe hacer, veamos algunas cosas que debe hacer.

Descubre:  Los secretos de una relación feliz.

Consejos para atraer a un hombre

1. Permitir contacto

Hombre y mujer en cita

Necesitas acercarte de manera informal para que le dé la oportunidad de contactarte. Una mirada o una sonrisa pueden ayudar a iniciar una conversación. Debes escuchar lo que dice y mostrar interés incluso si lo que dice son trucos con cheques sin fondos. Tienes que demostrar que te interesa lo que dice.

Asegurarse de que te mire divertido y confiado es la mitad de la emoción. Necesitas aprovechar las conversaciones para acercarte a él. Hazle sentir que eres la única persona con la que quiere pasar su tiempo.

2. Aférrate a la tensión para atraer a un hombre

Una vez que haya comenzado una conversación, eventualmente hará planes para reunirse nuevamente y tal vez tener una cita juntos. Durante el día , debes dejar que te encante y también hacer que se sienta importante.  Tener una cita es la oportunidad perfecta para conocerse y ver si la química entre ustedes es cierta.

Se recomienda que no le cuentes todos los detalles de tu vida. Ser un poco misterioso es la clave para atraer a un hombre. Una forma muy seductora de hacer esto es reprimirse un poco al responder preguntas. Aumentará su interés.

Aunque estamos en los tiempos modernos, siempre es aconsejable evitar el sexo en la primera cita. Ser un poco caro puede hacer que se interesen más y que se sientan más atraídos por ti.

Tener confianza para atraer a un hombre.

Para atraer a un hombre, debes asegurarte de que sepa cuánto valoras tu tiempo libre , pasar tiempo con amigos y conocer gente nueva.

Los hombres admiran a las mujeres seguras e independientes porque sienten que no quieren interferir en sus vidas. Tener una actitud independiente hará que un hombre se acerque más y te conozca mejor.

También debes prepararte para no presionarlo demasiado, ya que esto puede asustarlo.

4. Muéstrale que puede confiar en ti

Ser un oyente activo le ayudará a abrirse y a contarte sus secretos. Cuando sepas qué tipo de deporte le gusta, gusto por la música y otros intereses, entonces te será muy fácil sorprenderlo.

Invitarlo a un concierto para un artista que les gusta a ambos definitivamente hará que le gusten más.

Leer más:  8 consejos de belleza antes de una cita importante

Conclusión

Para atraer a un hombre hay que darle una mirada sexy, darle una sonrisa amistosa y parecer una mujer segura de sí misma que sabe lo que quiere.

¡Esta es la clave para mantener a un hombre interesado!

  • Singh, R., Yeo, SEL, Lin, PK y Tan, L. (2007). Múltiples mediadores de la relación actitud-similitud-atracción: Dominio de la atracción inferida y sutileza del afecto. Psicología social básica y aplicada , 29 (1), 61-74.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *