Incontinencia urinaria en la infancia: ¿cómo tratarla?

La incontinencia urinaria es un problema común entre los niños de entre 4 y 6 años. Aunque esto no suele afectar la salud, es importante estar atento para que no afecte la autoestima del niño.

La incontinencia urinaria suele afectar a niños de entre cuatro y seis años. Se caracteriza por micción repetida, ya sea durante el día o en la cama por la noche.

Para que se considere una enfermedad, debe ocurrir al menos dos veces por semana, durante un período de al menos tres meses consecutivos. Si no es una enfermedad, es un problema de conducta.

La buena noticia es que existen varias formas de ayudar a su hijo a aprender a establecer hábitos de micción adecuados y regulares  . En el artículo de hoy, echamos un vistazo a los principales síntomas de esta afección y varias medidas que pueden ayudarlo a controlarlos.

Síntomas de incontinencia urinaria en niños.

Incontinencia urinaria en la infancia: ¿cómo tratarla?

El síntoma más importante de la incontinencia urinaria es la micción involuntaria. Esto puede ocurrir varias veces durante la noche y, en menor medida, durante el día.

Los niños con esta afección tienden a tener más dificultades para despertarse por la mañana y pueden sufrir estreñimiento.

Criterios de diagnóstico

Para diagnosticar la incontinencia urinaria , el médico del niño debe considerar la edad, la frecuencia urinaria y los antecedentes médicos del niño.

También deben considerar la actitud de los padres frente al problema y sugerir algunas pruebas adicionales para descartar otras enfermedades.

El diagnóstico es positivo si:

  • El niño tiene entre 4 y 6 años.
  • La pérdida involuntaria de orina se produce varias veces a la semana durante un período mínimo de tres meses.
  • La incontinencia es más común por la noche (enuresis nocturna).
  • La enuresis suele tener lugar entre 30 minutos y 3 horas después de que se hayan acostado.

Lea también este artículo: 8 consejos para aprender el autocontrol

Tratamientos para la incontinencia urinaria en niños.

Muchos padres no hablan con su médico cuando sus hijos tienen incontinencia urinaria, ignorando así el tratamiento requerido para esta condición. Si bien es cierto que el problema disminuye a medida que el niño crece, en ocasiones puede complicarse si no se trata adecuadamente.

Es importante hacer un diagnóstico a tiempo, porque a veces la afección tiene una causa subyacente. Además, las medidas adecuadas evitan que la afección afecte la vida social del niño .

Entonces, ¿cuál es el tratamiento?

Tratamientos no farmacológicos

Incontinencia urinaria en la infancia: ¿cómo tratarla?

Una gran parte del tratamiento de la incontinencia urinaria consiste en corregir el comportamiento del niño. Por lo tanto, antes de que el médico sugiera medicamentos, debe explicar la enfermedad y dar algunas recomendaciones para contrarrestarla.

Esto puede incluir lo siguiente:

  • Explique al niño y a los padres cómo funciona el sistema urinario y también algunos principios básicos de la incontinencia.
  • Haga que el niño y los padres comprendan que nadie tiene la culpa de esta condición, porque está fuera de su control.
  • Insista en que la familia no culpe y asuste al niño. Por el contrario, deberían ser solidarios.
  • Pida a los miembros de la familia que tengan una actitud positiva durante el tratamiento. Sin embargo, no deberían ser demasiado activos. Esto significa que los padres no deben despertar al niño en medio de la noche para ir al baño.
  • Explique que el niño debe consumir muchos líquidos durante el día y menos después de las 19:00.
  • Haga que su hijo escriba sus noches “secas” para que pueda ver su progreso.
  • Ayude a establecer visitas regulares a Dobe, para facilitar un mejor control de la vejiga .
  • Promueva la buena higiene pidiéndoles que se cambien la ropa mojada.
  • Contraindicaciones para el uso de pañales, excepto en situaciones especiales.

Tratamiento farmacológico

Cuando su médico recomienda medicamentos para la incontinencia urinaria, las prescripciones generalmente pueden incluir desmopresina. Este medicamento reduce el volumen de líquido durante la noche. Tiene una eficiencia que puede variar entre el 40 y el 80%.

A veces, también se puede sugerir el uso de oxibutinina, que ayuda a aumentar la capacidad de la vejiga. Finalmente, su médico puede recomendarle imipramina , que tiene un efecto antidiurético. Esta opción es solo para casos específicos, debido a los efectos secundarios.

Consulte también este artículo: Seis bebidas naturales para dormir mejor

Recomendaciones para padres

Incontinencia urinaria en la infancia: ¿cómo tratarla?

La incontinencia urinaria es un trastorno benigno que desaparece a medida que el bebé crece. Pero dado que esta condición es difícil de manejar para algunos padres, vale la pena repasar algunas recomendaciones finales:

  • No le dé a su hijo nada de beber antes de acostarse.
  • No enjuague ni castigue al niño después de orinar en la cama.
  • Aumente la confianza en sí mismo de su hijo motivándolo a superar el problema.
  • Enséñele a su hijo a orinar antes de acostarse.
  • Explíquele al niño que no se debe orinar en la cama.
  • Asegúrese de que su hijo vaya al baño varias veces al día.

La incontinencia urinaria es un problema común entre los niños de entre 4 y 6 años. Aunque esto no suele afectar la salud, es importante estar atento para que no afecte la autoestima del niño. Su tratamiento depende en gran medida de enseñarles un buen comportamiento.