Los mejores ejercicios de ejercicio para mujeres embarazadas.

El artículo de hoy abordará los muchos beneficios para la salud de algunos ejercicios para mujeres embarazadas. Debe seguir las pautas correctas y elegir ejercicios relevantes. Siga leyendo para obtener más información sobre ellos.

Muchas personas pensaban anteriormente que las mujeres embarazadas no deberían realizar ningún ejercicio, ya que podría comprometer el desarrollo fetal. Sin embargo, varios estudios han confirmado recientemente lo contrario.

Algunos ejercicios pueden incluso mejorar el parto. Además, pueden prevenir determinadas patologías durante el embarazo. Dos ejemplos son la intoxicación por embarazo y la hipertensión asociada con el embarazo.

Ejercicios para embarazadas

Antes de discutir las recomendaciones específicas, es importante mencionar que todos los ejercicios deben ser individualizados. En otras palabras, una mujer embarazada debe considerar su propia condición y experiencia antes de embarcarse en una rutina de ejercicios.

Esto se debe principalmente a que lo que es bueno para una persona puede dañar a otra. Sobre todo si han tenido una vida sedentaria o tienen algún tipo de patología. Por lo tanto, siempre debes consultar a tu médico para que te prescriba un plan que se adapte a tus necesidades específicas.

Bien, empecemos a nadar, ya que este es uno de los ejercicios más recomendados durante el embarazo. No solo nadar, sino prácticamente cualquier actividad que pueda realizar en una piscina. Estos movimientos pueden fortalecer la espalda y la zona lumbar, así como reducir el dolor de espalda.

Los profesionales recomiendan encarecidamente entrenar el suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel. Estos también son buenos para reducir la incontinencia urinaria.

Una mujer embarazada haciendo yoga.
El fortalecimiento de la pelvis es importante durante el embarazo, ya que puede facilitar el parto.

Ejercicio cardiovascular

Un estilo de vida sedentario tiene muchas consecuencias negativas para la mayoría de las personas. Por esta razón, las mujeres embarazadas pueden beneficiarse enormemente de la realización de ejercicios cardiovasculares moderados. Se  recomiendan viajes y sesiones con bicicleta estática .

Ejercicios de fuerza para embarazadas.

Estos son los ejercicios más controvertidos en lo que respecta al embarazo. Sin embargo, un estudio publicado en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte asegura que pueden facilitar el parto y hacerlo más fácil en el futuro.

Además, los investigadores observaron que una serie de molestias que a menudo se asocian con el embarazo se reducen cuando ejercita ciertos grupos de músculos . Por ejemplo, dolor lumbar . Por lo tanto, está bien trabajar los músculos abdominales y las caderas.

Recuerda que debes evitar hacer ejercicio con pesas libres y mucha resistencia . Apéguese a máquinas diseñadas para este propósito o bandas elásticas para reducir el riesgo de lesiones. También elija series más cortas con más repeticiones.

Ejercicios que debes evitar durante el embarazo

El ejercicio durante el embarazo puede tener muchos beneficios para la salud; Sin embargo, algunos entrenamientos pueden ser riesgosos y provocar complicaciones. Los médicos recomiendan evitar cualquier actividad que pueda causar un trauma al feto, como:

  • Deportes de contacto como fútbol, ​​baloncesto y voleibol
  • Aquellos con alto riesgo de caídas , como esquí, ciclismo, paseos a caballo y escalada.
  • Actividades exigentes que aumentan significativamente la frecuencia cardíaca, como maratones y culturismo.

Echa un vistazo a estos  4 ejercicios de estiramiento para corregir tu postura

 Ejercicios para embarazadas: consideraciones generales.

Como mencionamos anteriormente, una mujer embarazada debe ser consciente de su forma física antes de emprender una rutina de ejercicios . Aquellos que llevaban un estilo de vida sedentario hasta este punto deben tener especial cuidado. Lo mismo ocurre con cualquier persona con una patología crónica.

Un estudio publicado en la Revista de Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia concluye que el ejercicio físico reduce el riesgo de preeclampsia y diabetes gestacional . Asimismo, se dice que la natación reduce la incidencia de partos prematuros.

Todavía hay evidencia insuficiente de las complicaciones que pueden ocurrir por hacer ejercicio durante el embarazo. Sin embargo, debe ser selectivo sobre el tipo de actividades que realiza durante esta etapa.

Mujer en una piscina.
La natación es un buen ejercicio para las mujeres embarazadas debido al bajo efecto.

Aprenda sobre 6 aceites para tratar la artritis y el dolor articular

Conclusión

Finalmente, recuerde que el ejercicio es bueno tanto física como mentalmente. Por eso hay que olvidar el mito de que las mujeres embarazadas no deben moverse porque esto solo traerá consecuencias negativas.

Los ejercicios más recomendados durante esta etapa de la vida son los que tienen poco impacto y fortalecen los músculos: nadar y andar en bicicleta en una bicicleta estática. Hágalo con moderación y siempre preste atención a su forma específica y condiciones de salud.

  • Mata, F., Chulvi, I., Roig, J., Heredia, JR, Isidro, F., Benítez Sillero, JD,… Castillo, D. (2010). Prescripción de propiedad física durante el embargo. Rev Andal Med Deporte, 3 (2), 68–79. Recuperado de www.elsevier.es/ramdhttp://http://zl.elsevier.esel04/09/2013.Copiaparausopersonal,seprohíbelatransmisióndeestedocumentoporcualquiermediooformato.
  • Zavorsky, Gerald S. y Lawrence D. Longo. “Pautas de ejercicio durante el embarazo”. Medicina del deporte  41.5 (2011): 345-360.
  • Sport Health Res, J. y Navío, MD (2013). Beneficios del ejercicio para mujeres embarazadas. Journal of Sport and Health Research, 2013 (2), 229-232.
  • Barakat, R. (2020). Un programa de ejercicios durante el embarazo: modelo Barakat. Investigación de defectos de nacimiento. John Wiley and Sons Inc. https://doi.org/10.1002/bdr2.1747
  • González-Collado, F., Ruiz-Giménez, A., & Salinas-Salinas, GJ (2013, 1 de marzo). Indicaciones y contraindicaciones de la propiedad física en la mujer avergonzada. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia. Elsevier Doyma. https://doi.org/10.1016/j.gine.2011.11.008
  • Vázquez-Lara, Juana María, et al. “Efecto de un programa de actividad física en el medio acuático sobre las constantes hemodinámicas en mujeres incrustadas”. Enfermeria Clínica  28.5 (2018): 316-325.
  • Cordero, Y., Pelaez, M. y Barakat, R. (2015). ¿Puede la urgencia física moderada durante la vergüenza actuar como factor de prevención de la diabetes gestacional? https://doi.org/10.5232/ricyde2012.02701
  • Carballo, Rubén Barakat. “Ejercicio aeróbico moderado durante la vergüenza con el comportamiento de la tensión arterial materna”. Revista europea del movimiento humano  13 (2005): 119-131.
  • Carballo, RB, Merino, GA, Cabrero, MR y González, JJR (2006). El ejercicio físico y los resultados de la vergüenza. Progresos En Obstetricia y Ginecologia, 49 (11), 630–638. https://doi.org/10.1016/S0304-5013(06)72664-4
  • González-Collado, F., Ruiz-Giménez, A., & Salinas-Salinas, GJ (2013, 1 de marzo). Indicaciones y contraindicaciones de la propiedad física en la mujer avergonzada. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia. Elsevier. https://doi.org/10.1016/j.gine.2011.11.008