La relación después de tener un hijo

Los bebés son un regalo valioso que bendice a las parejas con felicidad. Sin embargo, la intimidad y la relación de pareja pueden sufrir si carecen del amor y la madurez necesarios para aceptar los cambios.

“No parece tan difícil” , piensan muchas parejas cuando conocen a un bebé recién nacido. Pero cuando llega el momento de que prueben cómo es la vida después de tener un hijo, los pequeños cambios comienzan a interrumpir el flujo de su relación anterior.

Para muchas parejas, tener hijos significa consolidar su amor y su relación. Para otros, puede ser un motivo de separación si no pueden hacer frente a los cambios que significa para ellos ser madre o padre.

La primera noche con el bebé en casa es más que suficiente para darse cuenta de que  ser padre será muy diferente . Después de tener un hijo, la relación de pareja debe depender del esfuerzo de ambos lados.

La importancia del apoyo mutuo

En los escenarios más difíciles, los bebés necesitan ser alimentados cada tres horas o con más frecuencia, y se despiertan continuamente. Un sueño miserable por la noche conduce a tensiones que nunca antes existían.

Mientras la mamá cuida al bebé, algunos padres se sienten rechazados. Por supuesto, en los primeros días de la vida de un niño, el niño está tan apegado a la madre que a veces no hay lugar para nadie más. La responsabilidad como madre absorbe a la mujer  y no hay tiempo para su pareja.

Padres y bebe

Si la otra persona ayuda con las tareas del hogar , es de gran ayuda para la pareja para que pueda hacer su parte como madre. Algunas mujeres aprenden a asignar trabajos, mientras que otras aprenden a confiar en que su pareja sabe lo que hay que hacer.

Para dar un paso más,  si el esposo o la otra parte de la relación ayuda con el bebé, él desarrolla nuevas habilidades  que beneficiarán a todos. La dificultad de cuidar a un  bebé puede ser más fácil si los padres están dispuestos a dedicarle tiempo y esfuerzo.

Te puede interesar leer:  No dejes que tu frustración vaya más allá de tus hijos

La vida después de tener un hijo

Cuando te conviertes en padre, la relación cambiará a medida que sus hijos lleguen a cada etapa de la vida. La pareja crece con su hijo. Ser padre de un bebé no es lo mismo que ser padre de un niño o un adolescente.

Es necesario renunciar a  algunos hábitos después de tener un hijo : si te gusta salir a bailar los viernes por la noche, o acampar los fines de semana, tienes que esperar a que tu hijo sea mayor. No estés triste; Tu bebé crecerá y llegarán esos días.

Padres y bebe

Con fuerza de voluntad, pensamiento rápido y creatividad, una pareja puede integrar los grandes e inevitables cambios que vienen con la llegada de un niño. Sus planes ahora involucran a otra persona que depende de ellos en busca de amor y apoyo.

Aferrarse a la pasión

Los nuevos padres aprovechan cada oportunidad que tienen para compararse con otros padres y alimentarse de las experiencias de los demás. Si bien compartir y reírnos de nosotros mismos no es algo malo,  la relación de pareja requerirá ambos esfuerzos si quieres que continúe .

A veces la pasión parece débil o incluso completamente apagada. Sin embargo, un poco de paciencia, creatividad y amor son la respuesta para resolver esta pequeña crisis del dormitorio.

El placer proporciona intimidad además de aliviar el estrés de ser padre. Al mismo tiempo, las parejas pueden recargar energías con la calidez y la ternura que conlleva tener un bebé.

Creciendo con tus hijos

Tener un bebé enriquece la relación. La conexión entre una pareja crece cuando se enfrentan todos los días al rol de padres. Criar a un hijo es una  obra de amor. Es un trabajo duro, pero puede resultar muy gratificante para quienes están preparados para ello.

Padres y bebe

El primer bebé puede ser un poco más caótico que la llegada del segundo o del tercero . Es una experiencia nueva que, por mucho que una pareja esté tratando de prepararse, los hará crecer.

No te puedes perder:  Siete fotos que debes tomar de tu bebé

Es mejor reconocer y aceptar que huir

Las condiciones después de tener un bebé pueden complicarse. Debemos reconocer y aceptar esto. Antes de alejarnos de la relación, debemos aceptar que las  prioridades han cambiado . Se trata de madurar tanto individualmente como en pareja.

Ambos socios se perderán los días románticos . Pero no te preocupes; eso es parte del cambio. Los niños crecen y, cuando lo hacen, la pareja pasará varios momentos de la vida juntos. Mientras tanto, ¡debes aprovechar cada momento en el que puedan reunirse y también  hacer un espacio para ellos !

Tener hijos es una forma de fortalecernos como pareja. Las parejas no dejan de ser parejas, y nunca se detendrán si deciden trabajar juntos para los padres. Es solo que  ahora, en lugar de ser solo una pareja, se convierten en una familia .