Tipos y procedimientos de diferentes pruebas de alergia.

Existen diferentes tipos de alérgenos, por lo que existen varios tipos diferentes de pruebas de alergia que se pueden utilizar para identificar las alergias del paciente.

En general, varias pruebas de alergia son pruebas médicas que incluyen un conjunto de procedimientos que identifican las alergias o sensibilidades que tiene un paciente a determinadas sustancias.

Estas pruebas se pueden realizar de manera diferente. Algunos de los métodos más comunes son una prueba de alergia cutánea o aleatoria, análisis de sangre y una exposición controlada a la sustancia problemática. Además, un equipo médico también puede recurrir a pruebas de parche.

Diferentes pruebas de alergia: prueba de laboratorio versus pruebas de exposición

Los análisis de sangre, o una prueba de laboratorio, son diferentes a las otras técnicas cuando se trata de identificar alergias . Esto se debe a que solo controlan las sustancias que están presentes en la sangre.

Estas pruebas generalmente involucran anticuerpos IgE, o células que participan en la protección de nuestro cuerpo contra sustancias que el cuerpo registra como “peligrosas”.

Por otro lado, también existen pruebas de exposición. Estos incluyen varias pruebas de alergia, como muestreo aleatorio, pruebas de parche y exposición controlada de la sustancia sospechosa. Esto permite que un equipo médico controle cualquier reacción alérgica.

Para identificar el alérgeno, el equipo médico examina cualquier síntoma que pueda presentar el paciente y lo compara con reacciones alérgicas previas . Cuando se exponen a una sustancia, pueden administrarla por vía oral, nasal, a través de los bronquios, etc. Esto depende de las propiedades de la sustancia en sí.

Diferentes pruebas de alergia para medicamentos.

Prueba de alergia.

Por lo general, un equipo médico realizará este tipo de prueba de alergia cuando el paciente haya tenido una reacción alérgica por razones desconocidas. Después de todo, los medicamentos pueden producir diferentes síntomas , según sus propiedades.

Según estudios recientes, todos los medicamentos pueden causar efectos secundarios en diferentes personas . Sin embargo, existen determinadas sustancias que pueden provocar una hipersensibilidad más frecuente.

Algunos síntomas comunes de una reacción alérgica a un medicamento incluyen:

  • Erupción
  • Sensación general de hormigueo o ardor, o sensación de escozor o ardor en el área donde se administró el medicamento.
  • Ampollas
  • Fiebre que puede variar en intensidad.
  • Ardor y escozor en los ojos
  • Inflamación en el área donde se aplicó el medicamento.
  • Anafilaxia o una reacción anafiláctica en los casos más graves.

Durante una prueba de alergia, su médico puede controlar varios tipos de medicamentos. Para cada prueba, los especialistas decidirán qué medicamentos administrar. En cualquier caso, la prueba mostrará alergia o sensibilidad.

Lea también:  8 verduras que provocan reacciones alérgicas

Muestras aleatorias o pruebas cutáneas

Variaciones de las pruebas de alergia.

Las pruebas cutáneas o punzantes son otra forma común de varias pruebas de alergia . Los médicos suelen utilizarlos para detectar alergias alimentarias, animales o ambientales.

Este es el procedimiento más común:

  1. Primero, el equipo médico desinfecta la piel del paciente en la parte interna del antebrazo con alcohol.
  2. Luego, el equipo médico inyecta en la piel una pequeña cantidad de la sustancia que se analizará.
  3. Luego, se marcan las áreas perforadas y se limpian las áreas de sustancias restantes.
  4. Posteriormente, el paciente debe esperar quince minutos para ver si se produce una reacción alérgica. Durante estos quince minutos, el paciente no puede rascarse ni tocar la zona donde se inyectaron los fármacos.

Diferentes pruebas de alergia: pruebas de parche

Estas pruebas también son formas comunes de determinar si existe alguna alergia alimentaria, ambiental o animal.

  1. En esta prueba, el médico o la enfermera primero desinfecta la espalda del paciente.
  2. Luego, coloque los parches que contienen las sustancias de prueba en la parte posterior. Los parches liberan lentamente el contenido durante un período de 48 horas.
  3. Después de 48 horas, el paciente debe regresar al médico para que le retiren los parches y observar cualquier reacción alérgica debajo de cada parche.

Algunas recomendaciones para quienes se someten a una prueba de parche incluyen no mojarse ni rascarse la espalda donde se asientan los parches. Evite la actividad física intensa que pueda provocar sudoración porque puede hacer que los parches se caigan. El paciente también debe evitar el uso de cinta quirúrgica y tomar otros medicamentos, si es posible.

Descubre:  Recetas sin gluten llenas de carbohidratos

Ensayos de exposición controlada

Los médicos suelen utilizar este tipo de prueba para comprobar directamente si un paciente tiene alergias a un medicamento en particular o la tolerancia del paciente a medicamentos similares.

Sin embargo, este método es más riesgoso que las pruebas anteriores. En estos casos, los especialistas médicos consideran cuidadosamente los beneficios y riesgos al evaluar este tipo de prueba.

A veces, el equipo médico puede repetir el procedimiento debido a un resultado negativo engañoso. En estos casos, los especialistas decidirán cuál es la mejor prueba para cada situación y comunicarán estas opciones al paciente.

“Deja de preocuparte por tu salud. Desaparece por sí solo “.

-Robert Orben-