Consejos para una buena higiene de los oídos

Además de eliminar la suciedad tanto en el interior como en el exterior, la higiene de los oídos también incluye proteger sus oídos del ruido o los sonidos demasiado fuertes. ¡Aprenda a cuidar esta importante parte de su cuerpo en este artículo!

Tus oídos son uno de los órganos sensoriales más importantes de tu cuerpo. No solo te ayudan a capturar los sonidos que te rodean. También son uno de los que se encargan de mantener el equilibrio. Por ello, es importante saber cómo mantener una buena higiene de los oídos.

Esto no solo significa eliminar el exceso de cerumen , sino también tener cuidado con el medio ambiente.

Es muy importante cuidar su audición. Un problema con este órgano no se puede curar. Sin embargo, existen varios tratamientos para varias afecciones.

Mantener una buena higiene de los oídos también previene infecciones y enfermedades. Descubra la forma correcta de tener una buena higiene de los oídos. Verás que no es tan complicado y muy fácil de hacer.

¿Cómo se debe mantener una buena higiene de los oídos por fuera?

Consejos para una buena higiene de los oídos

Mantener tus oídos limpios no se limita solo al interior: también debes tener en cuenta la parte exterior. Esto se debe a que la parte exterior de su oído acumula polvo y otros desechos. Esto puede ingresar al canal auditivo y causar algunos problemas de salud.

Para una higiene adecuada del oído, es más fácil:

  • Toma una bola de algodón. Mójelo con un poco de agua, pero no lo empape por completo.
  • Lávese suavemente alrededor de las orejas y detrás de ellas. Hazlo de modo que no queden más restos de suciedad.

Otra cosa que debe hacer por sus oídos es evitar o limitar la escucha de música alta durante períodos prolongados.

Puede que no parezca nada importante. Sin embargo, esta es la principal razón por la que cada vez más jóvenes necesitan acudir al médico por problemas de audición.

Lea también:  Cómo eliminar la cera de forma natural

¿Qué es el cerumen?

Mucha gente cree que tener una buena higiene de los oídos solo está relacionado con deshacerse de la cera. Después de todo, el cerumen es una sustancia pegajosa, desagradable y antihigiénica. Sin embargo, la verdad es todo lo contrario.

La cera es responsable de proteger la piel dentro de los oídos de las infecciones . Como resultado, debes dejar de verlo como algo sucio o algo de lo que debes deshacerte a toda costa.

También es responsable de proteger el tímpano del mundo que lo rodea. La cera detiene el polvo, los cuerpos extraños y cualquier residuo que pueda entrar allí.

Además, protege el interior del oído de infecciones y pequeñas bacterias que pueden entrar en contacto con el canal auditivo. La función que tiene es muy importante. Por tanto, la higiene de los oídos no se limita a limpiar el cerumen.

¿Cómo cuidas adecuadamente la higiene de tus oídos?

Consejos para una buena higiene de los oídos

La verdad es que cuando te bañas o te lavas el cuero cabelludo, tu oído elimina la cera de forma natural. Esto también sucede cuando hay demasiado. Si su oído se moja al bañarse, intente hacerlo con agua tibia. Trate de asegurarse de que no entre agua en el canal auditivo.

También debe lavarse el oído externo y el área que lo rodea. Una vez que haya terminado, límpielo con una toalla suave.

Remedios caseros para mantener la higiene de sus oídos

¿Suena como esperar a que sus oídos se limpien naturalmente con demasiada lentitud? La buena noticia es que no tiene que esperar. Hay varios métodos que puede utilizar. Cuando se trata de clavarse cualquier tipo de instrumento en los oídos, es muy peligroso y debe evitarse a toda costa. En su lugar, pruebe estos métodos.

Una solución salina

Una solución salina es probablemente uno de los tratamientos de higiene más rápidos y fáciles para sus oídos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 taza de agua

He aquí como hacerlo

  • Agrega una cucharada de sal a media taza de agua.
  • Calentar un poco la solución, pero solo hasta que esté un poco tibia.
  • Humedece una bola de algodón en esta solución. Apague la mayor parte del agua y utilícela para limpiar suavemente sus oídos.
  • Luego tienes unas gotas en tu oído para limpiarlo y deshacerte de cualquier dolor que tengas.

Lea también:  6 usos del peróxido de hidrógeno en el hogar

2. Peróxido de hidrógeno

Este es uno de los métodos más utilizados para lavarse los oídos. Esto se debe a que el peróxido de hidrógeno puede eliminar las bacterias de la zona. Lo hace sin ser invasivo y sin riesgos.

  • Mezcle partes iguales de agua con peróxido de hidrógeno con el porcentaje más bajo (tres partes de agua con tres partes de peróxido de hidrógeno).
  • Toma una bolita de algodón y remójala en la mezcla.
  • Frótalo alrededor de la oreja y muy suavemente por dentro.
  • Deje caer unas gotas de la mezcla en el oído.

No olvides que debes  evitar introducir objetos punzantes en el oído para no dañar el tímpano .

Recuerde que la higiene de los oídos es muy importante.

¿Que estas esperando? ¡Empiece hoy mismo a cuidar uno de los órganos más importantes de su cuerpo!