Nanomedicina: avances y contribuciones

Los avances en nanomedicina se deben a nuestro conocimiento actual de la nanotecnología. La nanotecnología puede administrar el tratamiento directamente en áreas muy específicas para curar el tejido dañado, sin causar daño al tejido sano.

Hasta la fecha, los avances en nanomedicina han contribuido a que las ciencias de la salud se centren en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades que tienen un gran impacto en la población en general. Este tipo de medicina utiliza el conocimiento de la nanotecnología para administrar tratamientos para el tejido dañado o enfermo, sin causar daño a las áreas sanas cercanas.

La nanotecnología se utiliza principalmente para controlar y manipular materia en una escala de menos de 1 micra. Esto crea materiales y sistemas con propiedades únicas que pueden realizar una amplia gama de funciones.

Áreas de nanomedicina

En total, esta rama de la medicina consta de tres áreas:

1. Diagnóstico con nanotecnología

Esto depende del uso de nano-dispositivos y sistemas de contraste. De esta manera , los médicos pueden lograr un diagnóstico sensible, rápido y preciso de las enfermedades en las primeras etapas . Los nanodispositivos para el diagnóstico se pueden utilizar tanto in vitro como in vivo .

También te puede interesar: ¿Qué es el lavado peritoneal diagnóstico?

2. Nanoterapia o liberación controlada de fármacos

Este campo de la nanomedicina utiliza nanoestructuras que permiten la acumulación y liberación controlada de un principio activo , exclusivamente en células enfermas o tejido dañado .

Tales nanoestructuras deben ser:

  • Biocompatible.
  • Capaz de transportar y liberar las dosis adecuadas del fármaco.
  • Manténgase estable hasta que lleguen a las células enfermas.

3. Avances en nanomedicinas regenerativas

Los médicos incluso pueden utilizar la nanotecnología para reparar o reemplazar tejidos y órganos dañados. Como consecuencia , ahora los médicos pueden estimular los propios mecanismos de curación del cuerpo humano .

Los investigadores también están desarrollando actualmente  sistemas teranósticos basados ​​en nanoestructuras . Estos sistemas combinan elementos en la misma nanopartícula tanto para la detección como para el tratamiento localizado de una enfermedad específica . Asimismo, estos sistemas permitirán la visualización y evaluación de la cinética y efectividad de un determinado tratamiento.

Nanomedicina y avances en oncología

La nanomedicina puede permitir sistemas que puedan diagnosticar y tratar una enfermedad con el mismo dispositivo.

En oncología, el uso de la nanomedicina se centra principalmente en dos problemas que son comunes a cualquier tipo de cáncer: el diagnóstico y los efectos secundarios que se derivan de la quimioterapia .

Un diagnóstico temprano aumentará significativamente la probabilidad de encontrar una cura . Una de las cosas más importantes para las que se utiliza la nanomedicina en este campo es la capacidad de detectar células cancerosas en las primeras etapas de esta enfermedad.

En este sentido, los estudios en animales han revelado que las nanopartículas magnéticas relacionadas con los marcadores tumorales permiten el diagnóstico correcto del cáncer. Esto puede ocurrir incluso cuando los niveles de estos marcadores son mucho más bajos que los niveles que se pueden detectar con los métodos que son comunes en la actualidad.

Nanomedicina para prevenir los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento muy agresivo. Este tipo de tratamiento implica la destrucción de las células cancerosas y está asociado con una larga lista de efectos secundarios, ya que el tratamiento también destruirá las células sanas.

Durante el tratamiento del cáncer, la nanotecnología permite a los médicos utilizar fármacos “encapsulados” en la quimioterapia. De esta manera , la nanomedicina mejora la efectividad del tratamiento al tiempo que reduce el daño a las células sanas del cuerpo .

Recientemente, un grupo de científicos europeos creó nanoesferas que pueden encontrar y penetrar las células cancerosas y evitar las células sanas. Por lo tanto , la nanotecnología puede garantizar que las consecuencias de la quimioterapia sean cosa del pasado . Estas consecuencias incluyen cosas como pérdida de cabello, náuseas, vómitos y debilidad física.

Nanomedicina y avances en enfermedades cardiovasculares

La nanotecnología también puede ofrecer muchas soluciones nuevas y funcionales en las enfermedades cardiovasculares . En general, uno de los resultados más importantes aquí es la capacidad de identificar las lesiones arteriales rápidamente, mientras aún se encuentran en las primeras etapas.

Los investigadores también están realizando estudios en los que determinadas nanopartículas pueden funcionar como “vehículos” seguros para la administración de fármacos . De esta forma, el tratamiento se puede administrar directamente a las zonas afectadas.

No te pierdas este artículo:  7 signos de infarto que las mujeres suelen pasar por alto

Enfermedades neurodegenerativas

La nanomedicina puede contribuir a un tratamiento más eficaz de, por ejemplo, el Parkinson.

Además , los médicos también pueden tratar enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer e incluso la artritis con mayor eficacia . De la misma manera, las nanopartículas se dirigen a áreas específicas del cerebro y / o tejidos que se ven afectados por la enfermedad.

Por ejemplo, los síntomas de la enfermedad de Alzheimer incluyen una muerte progresiva de neuronas en el cerebro. Sin embargo, con la ayuda de la nanotecnología, los médicos pueden tener la oportunidad de generar neuronas utilizando células madre existentes en el cerebro a través de varios factores de crecimiento.

Conclusión

En general, la nanomedicina pronto podrá permitir el mejor y más rápido diagnóstico de enfermedades. Además, los investigadores están desarrollando tratamientos localizados y personalizados . Por tanto, será posible tener un seguimiento preciso del desarrollo de una enfermedad.