¿Qué es exactamente la demencia vascular?

Si padece demencia vascular, es probable que sus síntomas empeoren progresivamente, en lugar de hacerlo gradualmente como en los pacientes con Alzheimer. Sin embargo, existen algunas formas de mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta afección.

La demencia vascular es el segundo tipo de demencia más común, después de la enfermedad de Alzheimer . Representa entre el 10 y el 20% de los casos.

Como todos los tipos de demencia, se caracteriza por un deterioro cognitivo. Se refiere a la pérdida o deterioro de algunas facultades mentales, como la memoria, el razonamiento o la conducta.

La demencia vascular es causada por lesiones causadas por una enfermedad cerebrovascular . Lo que sucede es que ciertas áreas del cerebro no reciben suficiente suministro de sangre y eventualmente se dañan. En este artículo, explicamos por qué ocurre, así como los síntomas y el tratamiento.

¿Qué es la demencia vascular?

Para diagnosticar la demencia vascular, se deben cumplir algunos requisitos básicos. Primero, existen criterios para la demencia. Como hemos mencionado anteriormente, los criterios se basan en el deterioro de las facultades mentales. Para medir este deterioro , los médicos utilizan varias pruebas y cuestionarios .

Por otro lado , debe haber evidencia de enfermedad cerebrovascular . Esto se puede observar en un historial de problemas vasculares o ciertos signos durante la exploración física.

Los profesionales médicos también confían en imágenes como tomografías computarizadas o resonancias magnéticas para observar un posible daño cerebral.

Un accidente cerebrovascular puede causar demencia vascular, pero no siempre. De hecho, la demencia vascular también puede ser causada por otros trastornos que afectan a los vasos sanguíneos. Cualquier afección que reduzca el flujo sanguíneo cerebral, como la aterosclerosis, puede causarla .

Existen varios factores de riesgo para la demencia. Padecer diabetes o hipertensión, tener niveles altos de colesterol o fumar aumenta el riesgo de demencia vascular. Por tanto, el control de estos factores puede reducir la incidencia.

Una persona que dice no a fumar.

Síntomas

Los síntomas de la demencia vascular varían según la parte del cerebro que sufre una disminución del flujo sanguíneo . En general, los síntomas son similares a los de otros tipos de demencia.

En primer lugar , el paciente puede sentirse desorientado y tener dificultad para concentrarse . Su capacidad para organizar sus mentes también se ve disminuida. Uno de los síntomas más alarmantes es la pérdida de memoria.

Otros síntomas comunes son:

  • Marcha desigual.
  • Incapacidad para controlar la liberación de orina.
  • Dificultad para realizar tareas que solían ser fáciles para el paciente.
  • Problemas con el lenguaje.
  • Cambios de humor o personalidad.
  • Pérdida de habilidades sociales.
  • Depresión.
  • Trastornos del sueño.
  • Alucinaciones o delirios.

Los síntomas pueden ser más obvios y repentinos cuando se manifiestan después de un accidente cerebrovascular. En otros casos , los síntomas empeoran progresivamente . Esto generalmente permite un diagnóstico diferencial de la enfermedad de Alzheimer , que generalmente se desarrolla gradualmente.

Sin embargo, esta condición también puede desarrollarse de manera sutil y gradual. A medida que avanza la enfermedad, los síntomas se vuelven más obvios y severos . Los pacientes que padecen demencia vascular eventualmente no podrán cuidarse solos.

Este artículo te puede interesar:  Demencia y Alzheimer: diferencias y similitudes

¿Cómo prevenir la demencia vascular?

Es importante proteger la salud de los vasos sanguíneos. Como mencionamos anteriormente, mantener la presión arterial normal es uno de los pasos más importantes. También necesita controlar o prevenir la diabetes. Se recomienda seguir una buena dieta y ejercicio.

Por otro lado, es muy importante dejar de fumar, ya que el tabaco daña los vasos sanguíneos. Del mismo modo, debe mantener buenos niveles de colesterol. Esto se debe a que esto puede ayudar a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular . Por eso es tan importante la dieta que sigas.

Debe conocer estas medidas preventivas. Esto se debe a que no existe un tratamiento eficaz para la demencia vascular . El tratamiento generalmente se enfoca en controlar los factores de riesgo.

Vasos sanguineos.

Puedes disfrutar de este artículo:  Tipos de demencia que no están relacionados con la enfermedad de Alzheimer

¿Cómo diagnostican la demencia vascular?

Esta condición se diagnostica por la probabilidad de que los síntomas del paciente sean causados ​​por un problema vascular . Esta probabilidad aumenta en función de los antecedentes de accidente cerebrovascular del paciente y de si ha tenido una afección cardiovascular diferente.

Para orientar el diagnóstico, también se realizan análisis de sangre. Los profesionales médicos se centran en los niveles de colesterol y azúcar en sangre y también vigilan la anemia u otras afecciones. También se realizan pruebas de imagen y ultrasonido de las arterias carótidas para determinar su condición.

Además, las pruebas neuropsicológicas ayudan a distinguir entre diferentes tipos de demencia . El personal médico evalúa, entre otras cosas, la capacidad del paciente para hablar, escribir y trabajar con números.

Los pacientes que padecen demencia vascular suelen tener más dificultades para analizar un problema. Sin embargo, tienen menos dificultad para aprender y recordar información, a diferencia de los que padecen Alzheimer.

Conclusión

Es muy importante tener un estilo de vida saludable para prevenir la demencia vascular . Cuidar lo que comes y hacer ejercicio son dos pilares básicos de prevención. A pesar de esto, si experimentas alguna señal de advertencia, no dudes en acudir a tu médico lo antes posible.