¿Pies ardientes? Tenemos algunos consejos y tratamientos.

¿Se siente como si le ardieran los pies? Descubra cómo tratar este malestar con la ayuda de tratamientos naturales.

Hoy te daremos algunos consejos y tratamientos para los pies quemados. Le ayudarán a deshacerse de la sensación incómoda que es un síntoma común de daño y trastornos nerviosos.

Una sensación de ardor en los pies a menudo afecta a pacientes con neuropatía diabética, aunque los síntomas también pueden ser el resultado de, por ejemplo, enfermedades por deficiencia, sobrecarga muscular e infecciones. 

La incomodidad que siente puede ser leve o grave, según la causa subyacente. También pueden presentarse hormigueo, entumecimiento, inflamación y otros síntomas. La buena noticia es que existen varios tratamientos naturales que pueden aliviarlos.

¡Averigüemos de cuáles estamos hablando!

Consejos y tratamientos para pies ardientes

Antes de aplicar los consejos y tratamientos para pies ardientes, es importante conocer la causa subyacente. Aunque los tratamientos naturales son paliativos, a menudo se necesitan otros tratamientos. Por ejemplo, si la sensación de ardor en los pies es causada por infecciones o enfermedades que afectan los nervios, debe consultar a un médico . Hacer esto es especialmente importante si tiene diabetes

Si, por el contrario, el malestar se debe a sobrecarga muscular, estrés o uso repetido de calzado inadecuado, puedes probar alternativas naturales sin ningún inconveniente.

Echemos un vistazo a algunos de ellos.

1. Sal de Epsom para pies ardientes

La sal de Epsom puede ayudar con los pies ardientes.
Estos tipos de sal son uno de los preparados más utilizados para relajar los músculos de los pies.

Bañar sus pies en una solución con la llamada sal de Epsom (sulfato de magnesio) sigue siendo tan válida como siempre la terapia natural para el ardor y el dolor en los pies. Es ideal para las molestias provocadas por problemas nerviosos, musculares o circulatorios por sus propiedades calmantes.

Esto es lo que haces

  • Primero, agregue media taza de sal de Epsom en un recipiente con agua tibia.
  • Luego sumerja sus pies en la solución durante unos 15 a 20 minutos (asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente). 

Lea también:  5 remedios caseros para los pies sudorosos

2. Aceite de oliva contra el ardor de los pies

Los masajes con aceite de oliva están en la parte superior de la lista de tratamientos para los pies ardientes. Aunque es un producto con múltiples usos en la cocina, también tiene algunas propiedades calmantes . El uso externo hace que los músculos se relajen y combate la hinchazón y el hormigueo.

Esto es lo que haces

  • Comience calentando unas cucharadas de aceite de oliva a una temperatura adecuada para aplicar en su piel.
  • Luego frótalo en tus pies mientras les das un suave masaje . Haga esto durante unos 10 minutos o más.
  • Cuando lo desee, repita el tratamiento todas las noches antes de acostarse. 

3. Consejos para evitar quemaduras en los pies: tomillo

Tomillo para quemar los pies.
El tomillo tiene efectos antiinflamatorios beneficiosos para aliviar los pies ardientes en forma fresca y seca, así como en aceites esenciales.

El tomillo contiene una sustancia llamada timol que reduce el dolor, el hormigueo y la inflamación de las articulaciones. Así, tanto la planta como el aceite esencial se pueden utilizar como tratamiento complementario para los pies quemados.

Esto es lo que haces

  • Para empezar, agregue el tomillo a una olla con agua hirviendo.
  • Tapar y dejar enfriar hasta que alcance una temperatura tolerable.
  • Vierta el líquido en un recipiente con agua y tome un baño de pies durante unos 20 minutos. 
  • Puedes optar por combinar esto con 5 gotas de aceite de tomillo y un masaje. 

Descubre:  6 consejos para el cuidado de los pies para mimar tus pies

4. Aceite de linaza

El aceite de linaza está en la lista de aceites terapéuticos ya que contiene una concentración significativa de ácidos grasos omega-3 y antioxidantes. El uso externo regula la actividad del sistema nervioso. Es también mejora la circulación sanguínea y reduce la inflamación. 

Esto es lo que haces

  • Primero, vierta una cucharada de aceite de linaza en la palma de su mano.
  • Luego frótelos y continúe masajeando sus pies durante 10 minutos antes de descansar. 

5. Agua fría y caliente

Los cambios de temperatura ayudan a contraer, relajar y aliviar los músculos de los pies.

Nuestro último tratamiento para los pies quemados está en la lista de opciones básicas y económicas para todos. Implica cambiar entre agua fría y caliente. Este sencillo tratamiento restaura los músculos , tendones y nervios después de una actividad de alta intensidad.

Esto es lo que haces

  • Empiece por poner los pies en agua tibia cuando tenga una sensación de ardor.
  • Luego espere 3 minutos y retire sus pies y colóquelos en un recipiente con agua fría.
  • Repita el procedimiento de 2 a 3 veces o hasta que los pies estén relajados.

El uso de estos tratamientos para los pies ardientes suele ser suficiente para aliviar las molestias. Sin embargo, debe buscar atención médica lo antes posible si sus síntomas persisten o empeoran, especialmente si es diabético . También tenga en cuenta otros síntomas como llagas abiertas, ardor intenso, ardor radiante en las piernas, dolor en los dedos, etc.