La patología de los mejillones nasales agrandados: causas y síntomas.

La patología de los mejillones nasales agrandados es una enfermedad benigna con diferentes opciones de tratamiento. Sin embargo, si no se trata, puede provocar ciertas complicaciones. ¡Aprende más en este artículo!

La patología de los mejillones nasales agrandados, o hipertrofia de las conchas nasales, es un aumento excesivo del volumen de los mejillones nasales. Estas estructuras se encuentran en la cavidad nasal y, a medida que aumenta el tamaño, el aire no puede fluir normalmente. Como resultado, tienden a causar obstrucción nasal .

Es posible tratar y superar esta enfermedad de manera temprana, ya sea con medicamentos o mediante cirugía. Sin embargo, si el problema no se trata, puede conducir a situaciones graves. Por ejemplo, puede provocar pérdida de olor o incluso infecciones de oído y garganta. También es posible que las personas con esta afección tengan frecuentes dolores de cabeza, tos seca y ronquidos.

Si tiene la nariz tapada con frecuencia, es importante consultar a un especialista en oídos, nariz y garganta. Este médico podrá determinar si padece hipertrofia u otra patología.

La patología mejillones nasales agrandados.

La patología de los mejillones nasales agrandados es una condición que aumenta el tamaño de los mejillones nasales. En algunos casos, esto es periódico. En otros casos, sin embargo, es continuo. Cuando el problema se vuelve crónico, casi se congestiona la nariz.

Los mejillones nasales son estructuras largas ubicadas en la nariz. La cavidad nasal contiene tres conjuntos de mejillones a cada lado, que son los mejillones superiores, los mejillones medios y el mejillón nasal inferior. La inflamación generalmente afecta la mucosa nasal inferior.

La función de los mejillones nasales es hidratar, calentar y limpiar el aire que inhalamos. Sin embargo, estos son órganos muy sensibles que pueden hincharse y cambiar de tamaño fácilmente. Esto conduce a la hipertrofia, que es un problema de salud que puede tratarse.

Mujer con patología hipotrofia cornete.
Cuando se produce la hipertrofia, las personas pueden experimentar una congestión nasal prolongada.

También puede leer:  Cómo aliviar la congestión nasal en menos de un minuto

¿Por qué ocurre?

En la mayoría de los casos, los mejillones nasales agrandados ocurren como resultado de algunos procesos alérgicos, como la fiebre del heno. Sin embargo, puede haber muchas otras razones para ello. Entre estos se encuentran los siguientes:

  • Cambios hormonales. Los cambios hormonales pueden provocar aumentos en la membrana mucosa, lo que puede provocar mejillones nasales agrandados.
  • Envejecimiento. A medida que pasa el tiempo, los mejillones nasales pueden descomponerse y producir una abundante secreción de moco.
  • Sinusitis. La inflamación de los senos paranasales también puede provocar esta afección.
  • Tabique desviado. Un tabique desviado dificulta la respiración y requiere que los mejillones nasales trabajen más. Esto a su vez puede convertirse en mejillones nasales agrandados.
  • Ambientes insalubres. Los ambientes con elementos tóxicos y vapor o temperaturas muy bajas pueden desarrollar esto.
  • Fumar o beber alcohol. Tanto el tabaco como el alcohol son factores de riesgo en estos casos.
  • Medicamentos. Los esteroides y el uso de aerosoles nasales pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad.

Los síntomas de la patología mejillones nasales agrandados.

El síntoma más típico de esta afección es la congestión nasal, ya sea intermitente o constante. Sin embargo, es importante señalar que existen algunos casos de hipertrofia sin síntomas perceptibles.

En general, las manifestaciones clínicas más comunes son las siguientes:

  • fatiga
  • apnea del sueño
  • dificultad para dormir continuamente (sin molestias)
  • hemorragia nasal
  • dificultad para respirar por la nariz
  • malestar auditivo
  • reducción o pérdida del sentido del olfato
  • ronquidos
  • dolor en la cara

A menudo, el médico utilizará lo que se llama un rinoscopio para diagnosticarlo . Se trata de una prueba que les permite comprobar los mejillones nasales y confirmar o descartar hipotrofia. Este examen se realiza en la nariz o la boca y dura entre cinco y diez minutos. En algunas ocasiones requiere el uso de anestesia leve.

Hombre roncando.
El ronquido de los hombres es una de las manifestaciones clínicas de la hipotrofia, el síntoma más común es la congestión nasal prolongada.

No olvides leer:  Lucha contra la congestión nasal con estos 5 remedios naturales

¿Qué se puede hacer en caso de mejillones nasales agrandados?

El tratamiento de la hipotrofia dependerá de la causa subyacente y el estado de los mejillones nasales. En primer lugar, si la causa del problema es externa, cambiar esta variable debería conducir a la remisión de los síntomas.

Cuando hablamos de causas externas, nos referimos a ambientes insalubres , ingesta de diversos fármacos o medicaciones, etc. Pero si la causa es una sinusitis o un tabique desviado, será necesario un tratamiento para eliminar la causa. Si estas medidas no funcionan o se desconoce la causa, los médicos suelen recomendar un tratamiento farmacológico para reducir la inflamación.

Finalmente, si la hipotrofia persiste, el médico puede sugerir una cirugía para cambiar la posición de los mejillones nasales (conchaplastia). En algunos casos, la cirugía puede implicar la extirpación parcial o completa de la mucosa nasal inferior (concotomía). En otros casos, el médico puede utilizar una radiofrecuencia o un láser para reducir el tamaño de los mejillones nasales.

Independientemente, es importante recordar que es una condición que puede tratarse. La clave es buscar la medicación a tiempo para asegurarse de que no se vuelva crónica.