6 ingredientes antibióticos naturales

El consumo de ingredientes antibióticos naturales estimula sus mecanismos de defensa sin permitir que las bacterias se vuelvan resistentes a ellos.

¿Sabías que existen varios ingredientes antibióticos naturales? Probablemente ya haya tomado antibióticos en algún momento de su vida. Desde el siglo XX, han estado presentes para revolucionar la medicina y combatir las infecciones.

Pero no todo el mundo necesita penicilina. Puede haber otras alternativas totalmente naturales que ataquen el área infectada de la misma manera.

Desde el comienzo de la humanidad, se han utilizado sustancias naturales y plantas para combatir las infecciones. En la actualidad, sin embargo, hemos sometido estas sustancias a procesos químicos que eliminan partes de sus propiedades esenciales.

Además, el uso inadecuado de sustancias antibacterianas ha provocado el desarrollo de células resistentes a ellas. Por esto, es importante tener un estilo de vida saludable y prevenir efectos secundarios aún peores.

Uno de los mejores remedios utiliza los beneficios de las plantas medicinales para fortalecer su sistema inmunológico de forma natural. Esto reduce la cantidad de patógenos en su cuerpo y también crea una defensa contra microbios y virus.

Deja atrás la automedicación, las dosis altas y los tratamientos discontinuados,  porque lo único que hacen es agravar el problema. Revise los siguientes tratamientos y elija el que mejor se adapte a sus necesidades.

Ingredientes antibióticos naturales: aloe vera, miel y limón.

Aloe vera

Uno de los ingredientes antibióticos naturales más efectivos, gracias a su alto contenido en ácido salicílico y lactato de magnesio que ayuda a reducir el dolor y la inflamación, es el aloe vera.

El gel de esta planta también es un gran tratamiento tópico porque cura y regenera la piel. El aloe vera ayuda a tratar los resfriados y la picazón en la garganta.

En cuanto a la miel, contiene una proteína llamada defensina-1 que mata las bacterias.

Mientras tanto, el  limón es un ingrediente expectorante y antiviral que puede combatir la tirantez.

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
  • El jugo de un limon
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Como lo usas?

  • Todo lo que tienes que hacer es mezclar la masa de aloe vera con jugo de limón y la cucharada de miel.
  • Tome una cucharada de la mezcla una vez al día.
  • Haz esto durante 3 días y notarás los resultados.

Nota: Esto no se recomienda para mujeres embarazadas o niños menores de 8 años.

Leer:  9 beneficios de beber agua caliente con jugo de limón

2. Mostaza negra en polvo

Si tiene un resfriado, pruebe a lavarse los pies con un poco de mostaza.

¿Razón? La mostaza tiene propiedades que aumentan la temperatura en el cuerpo al eliminar toxinas .

Es también estimula la circulación y ayuda al cuerpo a sudar mejor. Utilice este método antes de que note los primeros síntomas, para que las bacterias no tengan la oportunidad de atacar.

Ingredientes

  • 8 tazas de agua (2 litros)
  • 1 cucharada de mostaza en polvo (10 g)

¿Como lo usas?

  • Ponga la mostaza en polvo en dos litros de agua tibia.
  • Mezclar hasta que esté completamente disuelto.
  • Sumerja sus pies en el agua durante 15-20 minutos.

    Nota: No exceda los 20 minutos para evitar enrojecimiento, inflamación o, en el peor de los casos, ampollas.

    3. Jugo de naranja, zanahoria y levadura de cerveza

    Jugo de naranja fresco

    ¿Su garganta se siente apretada? El jugo de zanahoria es una fuente natural de vitamina A y alcaliniza el sistema circulatorio. Así, estimula, hidrata y limpia el organismo.

    En cuanto a las naranjas, contienen antioxidantes y son desinfectantes.

    ¿Y la levadura de cerveza? Aumenta las defensas del organismo por sus efectos antimicrobianos,  gracias al contenido de vitamina B y zinc.

    Ingredientes

    • El jugo de una zanahoria
    • El jugo de una naranja
    • 1 cucharada de levadura de cerveza (10 g)

    ¿Como lo usas?

    • Primero, mezcla el jugo de zanahoria con el jugo de naranja.
    • Agrega la cucharada de levadura de cerveza y mezcla bien.
    • Beber por la mañana antes del desayuno.
    • Además de aliviar los dolores de garganta, tus pulmones también te lo agradecerán.

      4. Piña

      La piña es uno de los ingredientes antibióticos naturales  para las alergias en la nariz y los senos nasales.

      Aunque la mayoría de la gente no recuerda las propiedades de la piña, el alto contenido de agua ayuda a reducir el almacenamiento de líquidos y facilita la eliminación de toxinas.

      Esta fruta también contiene bromelina, una enzima responsable de abrir los senos nasales cuando se sienten obstruidos.

      ¿Como lo usas?

      ¡Tú decides! Puede comer trozos de piña durante todo el día o beber jugo de piña por la mañana.

      5. Tomillo, salvia y limón

      Tomillo

      Una forma de prevenir las infecciones es remontarnos a la época en que nuestras abuelas nos hacían hacer gárgaras con varios remedios.

      El tomillo y la salvia son ingredientes antisépticos que combaten los patógenos que viven en los pulmones y especialmente en la garganta.

      El limón contiene ácidos que se encargan de reducir la mucosidad y calmar la sensación de asfixia, así como la irritación y el dolor de garganta.

      Ingredientes

      • 1 cucharada de salvia seca (10 g) y 1 cucharada de tomillo (10 g)
      • 1 taza de agua (250 ml)
      • El jugo de un limon

      ¿Como lo usas?

      • Pon la cucharada de salvia seca y la cucharada de tomillo en agua hirviendo.
      • Déjelos en remojo durante 10 minutos, luego cuele la mezcla.
      • Agregue jugo de limón fresco
      • Haga gárgaras con él durante 1 minuto, hasta tres veces
      • Repita todas las noches hasta que sus síntomas desaparezcan.

      No te pierdas:  un ungüento natural para aliviar las vías respiratorias obstruidas.

      Ingredientes antibióticos naturales: canela

      El extracto de canela ayuda a detener las infecciones debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, y al hecho de que hace sudar más.

      Por ello, es una especia ideal para combatir enfermedades respiratorias como resfriados y alergias.

      Ingredientes

      • 1 rama de canela o 1 cucharada de canela en polvo (10 g)
      • 1 taza de agua (250 ml)