6 tratamientos para el acné interno que debes probar

¿Sabías que una de las formas más efectivas de deshacerte del acné es combatirlo de adentro hacia afuera consumiendo ingredientes naturales que ayuden a limpiar el cuerpo?

Las impurezas y los puntos negros ocurren durante la adolescencia debido a cambios hormonales, pero a menudo permanecen allí durante varios años hasta la edad adulta. Dado que la piel es un reflejo de nuestra salud, debemos probar diferentes tratamientos para el acné interno.

En este artículo te contamos cuáles son los más efectivos.

Cuando el acné persiste

Mujer con acné

Los brotes ocasionales de acné afectan a millones de personas en todo el mundo, independientemente de su edad. Estos episodios crónicos pueden ser leves o severos e incluso dolorosos y sobre todo feos.

Estas protuberancias rojas con cabezas amarillas en la cara, espalda o brazos no son muy agradables.

Debemos tratarlos para que desaparezcan lo antes posible sin dejar marcas ni cicatrices .

Si bien existen muchos tratamientos externos para el acné (tanto naturales como artificiales) que eliminan las manchas, lo cierto es que para prevenir nuevos brotes, debemos cuidarnos mejor por dentro.

En los adultos  , el acné se produce en la mayoría de los casos debido al aumento de la actividad hormonal (por ejemplo, durante el embarazo o el ciclo menstrual en las mujeres), pero también puede ser el resultado de una producción excesiva de sebo en la piel.

Si agregamos estrés, falta de ejercicio y comida poco saludable, podemos entender por qué algunas personas todavía tienen puntos negros mucho más allá de la pubertad.

Ver también:  Qué puede revelar el acné sobre su salud

Tratamientos para el acné interno

Para hidratarnos adecuadamente (bebiendo dos litros de agua al día y añadiendo zumos e infusiones naturales a nuestras comidas), hacer deporte y comer muchas frutas y verduras crudas es absolutamente necesario.

También podemos mejorar la situación aprovechando lo buenos que son algunos ingredientes naturales.

1. Aderezo de ajo y aceite de oliva

En lugar de utilizar accesorios industriales llenos de grasa y sal, te recomendamos que elijas una mezcla de ajo y aceite de oliva que sea realmente deliciosa para tus ensaladas.

La buena noticia es que además de darle un sabor diferente a las comidas, también ayuda a mejorar la salud de nuestra piel desde adentro hacia afuera.

Puede preparar el aderezo con anticipación y guardarlo en el refrigerador hasta por 3 semanas.

Ingredientes

Preparación

  • Pelar los dientes de ajo y cortarlos por la mitad.
  • Guárdelos en un frasco de vidrio con tapa hermética.
  • Agrega el aceite de oliva para que cubra completamente el ajo (es posible que necesites más de 4 cucharadas).
  • Ciérralo bien y déjalo marinar durante 48 horas antes de usarlo como acompañamiento de las comidas.

2. Té verde

Té verde

Los múltiples beneficios para la salud del té verde no pueden pasar desapercibidos.

Gracias al alto nivel de antioxidantes, reduce la inflamación característica del acné al mismo tiempo que limpia el cuerpo  de toxinas y regula los niveles de andrógenos (la hormona que causa imperfecciones cuando está presente en niveles altos).

  • Bebe hasta tres tazas de esta infusión al día, ya sea hecha con bolsitas de té o con las hojas secas que puedes comprar en las tiendas naturistas.

    3. Tratamientos para el acné interno: Borrete

    Esta planta tiene muchas propiedades, entre ellas ser depurativa y diurética.

    Los beneficios de consumir el barrenador son innumerables, especialmente para las personas propensas a tener imperfecciones, puntos negros e impurezas en la piel.

    Ingredientes

    • 1 taza de agua (250 ml)
    • 1 cucharadita de borraja (5 g)

    Preparación

    • Calienta el agua y, cuando hierva, agrega la raíz del barrenador.
    • Hervir durante 10 minutos y retirar del fuego.
    • Déjelo por 10 minutos antes de colarlo y beberlo.
    • Puedes beberlo una vez al día, después del almuerzo o la cena (también ayuda a la digestión).

    4. Té de hinojo y jugo de limón

    Esta combinación es muy eficaz para tratar el acné de adentro hacia afuera.

    El hinojo tiene propiedades depurativas, y además de masticar las semillas o añadirlas a las comidas, podemos disfrutar de los beneficios de beberlo en forma de té.

    Ingredientes

    • 1 taza de agua (250 ml)
    • 1 cucharada de semillas de hinojo (10 g)
    • El jugo de un limon

    Preparación

    • Calentar el agua en una cacerola.
    • Cuando hierva, agregue las semillas de hinojo y cocine por 10 minutos.
    • Retirar del fuego y dejar reposar durante 10 minutos.
    • Luego cuele y agregue jugo de limón.
    • Bébalo lo más caliente posible antes de acostarse .

    5. Tratamientos para el acné interno: Romero

    Romero

    El romero es sin duda una de las plantas más recomendadas para las personas que padecen acné, ya que es un potente antibacteriano y una excelente hierba antiinflamatoria.

    Tanto las hojas como las flores de romero se utilizan para la infusión.

    Ingredientes

    • 1 cucharada de romero seco (10 g)
    • 1 taza de agua (250 ml)

    Preparación

    • Ponga agua y romero en una cacerola y caliéntelo hasta que hierva.
    • Cuando hierva, déjelo hervir a fuego lento durante 10 minutos.
    • Luego retiramos del fuego y dejamos reposar durante 10 minutos.
    • Cuela y bebe (si quieres, puedes endulzarlo con una cucharada de miel).
    • Se recomienda beber hasta 3 tazas al día (mañana, tarde y noche).

      Te recomendamos leer:  Limpia tu piel con agua de almendras y romero

      6. Infusión de flor de maní

      Esta planta tiene efectos muy interesantes en personas que tienen piel grasa y acné.

      Bakkestemorsblom tiene propiedades limpiadoras y estimulantes para el hígado, por lo que permite que el cuerpo elimine las impurezas y limite las secreciones de sebo.

      Ingredientes

      • 1 cucharada de flores de cacahuete (10 g)
      • 1 taza de agua (250 ml)

      Preparación

      • Hervir el agua y las flores durante 10 minutos.
      • Retirar del fuego y dejar reposar 10 minutos más.
      • Cuela y bebe (si quieres, endulzado con miel).