El impacto de la dieta mediterránea en la salud intestinal

La dieta mediterránea se ha vuelto popular como modelo de alimentación saludable. Estudios recientes también relacionan este tipo de dieta con una mejor salud intestinal. ¿Qué muestra la evidencia? ¡Aprenda todo al respecto en este artículo!

En los últimos años , los investigadores han estudiado el efecto de la dieta mediterránea sobre la salud intestinal. Aunque todavía no han explorado a fondo el vínculo, ya han descubierto ciertos beneficios, especialmente en lo que respecta al estado de la microbiota.

Este grupo de bacterias y microorganismos vive en el sistema digestivo y juega un papel importante en su salud. De hecho, se asocian positivamente con una función inmunológica saludable y un metabolismo adecuado de los alimentos, entre otros beneficios.

¿Qué tiene que ver la dieta con la salud intestinal? ¿Por qué recomendamos una dieta mediterránea?

En este artículo, responderemos estas y muchas otras preguntas sobre los beneficios de esta dieta.

Dieta y flora intestinal

Uno de los órganos más afectados por la calidad de la dieta y el estilo de vida es sin duda el intestino. En este órgano viven microorganismos que participan en diversas funciones vitales como la digestión, el sistema inmunológico, la respuesta inflamatoria o la síntesis de vitaminas.

Cuando la flora intestinal está sana , equilibrada y preparada para realizar estas funciones , sus características son las siguientes:

  • Tiene la cantidad adecuada de microorganismos beneficiosos.
  • No hay un crecimiento excesivo de microorganismos dañinos.
  • Tiene suficiente diversidad microbiana.

Respecto a la alimentación y la microbiota, cabe destacar que algunos alimentos mejoran la actividad de las bacterias al ejercer funciones antiinflamatorias y favorecer la producción de ácidos grasos de cadena corta. De hecho , los ácidos grasos son una de las fuentes alimenticias más importantes para las células intestinales y pueden ayudar a mantener la mucosa intestinal en buen estado.

En palabras de Laura Bolte, investigadora principal de un estudio científico sobre la dieta y el microbioma intestinal, “… los resultados indican que es probable que la dieta se convierta en una línea importante y seria de tratamiento o manejo de las enfermedades intestinales al regular el microbioma intestinal”.

Mujer haciendo corazón con las manos sobre el estómago detrás de alimentos como yogur, frutas y nueces
La evidencia científica sugiere que la dieta mediterránea juega un papel importante en la salud intestinal.

Dieta mediterránea y salud intestinal

La dieta mediterránea en particular es una de las más estudiadas en cuanto a dieta y salud se refiere. En líneas generales, podemos decir que el patrón de alimentación en el Mediterráneo está asociado a un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas , como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

Ahora, un estudio científico también conecta este modelo de alimentación con una mejor salud intestinal. Se publicó en la revista Gut , y concluye que seguir una dieta mediterránea durante un año puede contribuir a:

  • Aumento de las bacterias intestinales relacionadas con la ralentización de la debilidad y la degeneración cognitiva.
  • Reducir las bacterias asociadas a una enfermedad inflamatoria.
  • Para prevenir la pérdida de diversidad bacteriana.
  • Reducir la presencia de sustancias antiinflamatorias que tienen efectos nocivos para la salud.

Al respecto, es importante mencionar que si bien es cierto que los resultados son positivos y que abren la puerta a nuevas investigaciones, los investigadores admitieron que el estado de salud de las bacterias intestinales no solo puede vincularse a la dieta. Por eso, cuando hablamos de salud intestinal, también debemos considerar otros factores que inciden en la afección.

Descubre: Dietas comparables a la dieta mediterránea

¿Qué componentes de la dieta mediterránea mejoran la salud intestinal?

Aunque la dieta mediterránea puede variar ligeramente según la región, generalmente tiene una serie de características comunes. En su forma tradicional, se basa en la ingesta regular de ciertos grupos de alimentos. En particular, tiene las siguientes características:

  • El aceite de oliva virgen extra es la fuente de grasa más importante, tanto para cocinar como para aliñar.
  • La ingesta diaria de verduras, especialmente verduras de hoja.
  • Consumo habitual de frutas y cereales integrales.
  • Las nueces y legumbres se incluyen con moderación.
  • Ingesta de pescado (especialmente pescado azul).
  • Ingesta muy moderada de carnes y productos lácteos.
  • Cantidades bajas de carnes rojas y grasas saturadas.

Según la evidencia , algunos de estos alimentos son más beneficiosos en términos de salud intestinal. ¿Qué son y por qué son importantes?

Echamos un vistazo detallado a continuación.

Alimentos mediterráneos que afectan la salud intestinal, como pescado, frutas, verduras y frutos secos
Los nutrientes que contienen algunos alimentos de la dieta mediterránea son beneficiosos para la microbiota ya que tienen efectos antiinflamatorios y actúan como prebióticos.

1. Ácidos grasos

En este caso es importante la ingesta óptima de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, acompañada de una baja ingesta de grasas saturadas. Este perfil lipídico es beneficioso ya que se asocia con marcadores inflamatorios muy bajos.

2. Carbohidratos disponibles microbióticamente

Comer este tipo de fibra también es importante. Este carbohidrato no se puede digerir porque el cuerpo no tiene las enzimas que necesita para hacerlo. Por este motivo, llega intacto al colon donde es fermentado por bacterias.

De ahí se derivan una serie de buenos compuestos para la salud del colon , además de actuar como alimento para los microorganismos. En general , los estudios han encontrado niveles más altos de ácidos grasos de cadena corta en las heces de las personas que consumen regularmente una dieta mediterránea.

3. Polifenoles

Los polifenoles están presentes en este tipo de dieta, ya que contiene gran cantidad de frutas, verduras, aceite de oliva y hierbas aromáticas. Estos compuestos se incluyen en el grupo de los alimentos prebióticos , es decir, los que nutren las bacterias intestinales. Los fenoles funcionan positivamente por dos razones:

  • Aumentan la diversidad de microbios intestinales.
  • Ayudan a prevenir el crecimiento de bacterias patógenas.

No te pierdas esto: Obtén más energía con frutas y verduras

Otros hábitos saludables para la flora intestinal

La dieta es uno de los factores más importantes para determinar la composición de su flora intestinal, pero no es el único. Algunos aspectos ambientales y de estilo de vida también afectan su condición.

Sabemos, por ejemplo, que el estrés tiene un efecto negativo en el intestino . Asimismo, el descanso insuficiente y la falta de ejercicio físico pueden tener efectos similares.

Además, cuando hablamos de comida, no solo lo que comes afecta tu salud intestinal, sino también cómo lo haces. Por lo tanto, es mejor comer despacio y garantizar un equilibrio de líquidos óptimo. Finalmente, para evitar cambios en estas bacterias, lo mejor es abandonar hábitos nocivos como el consumo de alcohol y tabaco.

Un, mujer, tenencia, un, vaso de agua
La ingesta de líquidos juega un papel importante en la salud de su flora intestinal. Asimismo, es importante evitar el estrés y los hábitos poco saludables.