Soluciones para hemorragias nasales completamente naturales

Las hemorragias nasales, también conocidas como hemorragias nasales, son una afección común que puede ocurrir cuando menos se lo espera. El sangrado puede ser muy aterrador, especialmente porque una pequeña cantidad de sangre puede parecer mucha más.

Aunque este síntoma es alarmante para la mayoría de las personas, rara vez es un signo de algo grave. Casi siempre es causado por lesiones, alergias en la nariz u otros problemas que afectan los vasos sanguíneos.  Existen remedios naturales para las hemorragias nasales. Siga leyendo para obtener más información sobre estos remedios.

¿Cuáles son algunas de las causas más comunes de hemorragia nasal?

mujer con hemorragia nasal

El sangrado nasal puede ocurrir cuando el revestimiento de la nariz se seca y endurece, lo que hace que se rompa y provoque sangrado. La misma afección es muy común en quienes toman anticoagulantes y en los ancianos, si la sangre tarda más en coagularse.

Otras causas comunes de hemorragia nasal incluyen:

  • Sinusitis
  • Si haces trampa demasiado fuerte
  • Lesión en la nariz
  • Baja humedad
  • Alergias en la nariz
  • Grandes alturas
  • El consumo de drogas
  • Deficiencia de calcio
  • Hipertensión

¿Cómo se detienen las hemorragias nasales?

hielo

Una de las primeras cosas que uno debe hacer como solución natural para las hemorragias nasales es sentarse erguido e inclinarse hacia adelante. La posición erguida reduce la presión sobre los vasos sanguíneos, mientras que inclinarse hacia adelante evitará que la sangre fluya por la garganta. También se pueden seguir estas recomendaciones como soluciones naturales para las hemorragias nasales:

  • Agua salada: haga una solución salina mezclando una pizca de sal con un vaso de agua. Luego rocíelo por la nariz.
  • Limón: Coloque una o dos gotas en la fosa nasal afectada.
  • Vinagre: Otra buena solución para las hemorragias nasales consiste en mojar parte de un vendaje de gasa estéril en vinagre, que luego se coloca en la nariz durante 10 minutos.
  • Paño frío: coloque un paño frío en la punta de la nariz. Esta solución ayudará a que los vasos sanguíneos se contraigan y detenga el flujo sanguíneo.
  • Hielo: la  aplicación de hielo también es una forma eficaz de detener el sangrado . Solo necesita mantener el hielo en la nariz durante unos minutos.
  • Toalla húmeda: colocarse una toalla húmeda en la cabeza puede ayudar a ralentizar el sangrado rápidamente.
  • Huela su nariz: huela  suavemente su nariz en busca de coágulos de sangre que puedan estar bloqueando el flujo normal.

Quizás también te guste: ¿Tienes la nariz tapada? Pruebe estos 7 métodos para obtener ayuda rápida

Soluciones para hemorragias nasales

vitamina

Por supuesto, no hay nada mejor que la prevención para evitar el vergonzoso y molesto problema de sangrar por la nariz. Aquí hay algunas soluciones naturales para las hemorragias nasales que pueden ayudar a prevenir este problema:

  • Si padece hemorragias nasales o las ha padecido en el pasado, beba 8 vasos de agua al día. Esto ayudará a mantener húmedos los conductos nasales.
  • Evite el uso excesivo de aire acondicionado. Los acondicionadores de aire secan el aire natural, lo que puede aumentar la probabilidad de que sangre por la nariz.
  • Frote el interior de la nariz con un poco de vaselina o rocíelo con una solución salina. Esto ayudará a mantener húmedas las fosas nasales, especialmente cuando padece una infección de los senos nasales o un resfriado.
  • Evite engañar demasiado a su nariz.
  • Aplique un poco de vitamina E en el interior de la nariz para mantenerla húmeda.  Solo necesitas humedecer una bola de algodón con un poco de aceite e insertarla en las fosas nasales.
  • Aumente su ingesta de vitamina C, que es importante para fortalecer las paredes capilares. También es un componente importante del colágeno, una sustancia que le da al interior de la nariz una capa protectora y húmeda.

Leer más: Cómo detener las hemorragias nasales

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Las hemorragias nasales rara vez son una señal de que algo anda mal. Sin embargo, cuando ocurren con frecuencia y sin explicación, es muy importante que consulte a su médico para asegurarse de que no haya problemas de salud graves, como leucemia u otras enfermedades de la sangre.

También debe consultar a un médico de inmediato si el sangrado dura 20 minutos o más, si hay una gran pérdida de sangre o si es causado por un derrame cerebral o una lesión.