La glándula tiroides: su fisiología y función.

Para que la glándula tiroides pueda hacer su trabajo, se requiere una ingesta regular de yodo.

La glándula tiroides, antes llamada glándula tiroides, tiene una función importante en nuestro cuerpo. Esta glándula endocrina produce dos hormonas esenciales: tiroxina o T4 y triyodotironina o T3 . Ambos afectan nuestro crecimiento y desarrollo. También están involucrados en los procesos metabólicos de las células y la termogénesis o generación de calor.

Además, estas hormonas tienen un efecto sobre el sistema cardiovascular, el sistema nervioso central y los órganos reproductores . Demasiada hormona tiroidea, o la falta de ella, puede causar varios efectos secundarios en el cuerpo.

Las hormonas T3 y T4 son sintetizadas o liberadas por la glándula tiroides y los procesos que tienen lugar en ella. Toda esta actividad está controlada por el hipotálamo, que produce una hormona llamada TRH. Esta hormona afecta la glándula pituitaria y estimula la glándula tiroides. La glándula pituitaria produce la hormona TSH, que estimula a la glándula tiroides para que secrete hormonas tiroideas al torrente sanguíneo.

Regulación de la secreción de hormonas tiroideas.

La glándula tiroides secreta hormonas.

La secreción de hormonas es un proceso que forma parte de la función de la glándula tiroides. Aquí también están involucrados tanto el hipotálamo como la glándula pituitaria . El proceso de estimular la síntesis y secreción de hormonas tiroideas se puede resumir en cinco pasos:

  1. La TSH estimula la actividad en algunas células tiroideas.
  2. La hormona TRH llega a la glándula pituitaria y proporciona el estímulo necesario para producir la hormona TSH .
  3. Las células tiroideas responsables de esta función secretan T3 y T4 al torrente sanguíneo, hasta que los niveles vuelven a la normalidad.
  4. Cuando los niveles de T3 son altos, se inhibe la secreción de hormonas del hipotálamo y, por tanto, también de la glándula pituitaria.
  5. Cuando los niveles de T3 y T4 son bajos, se envían señales que estimulan al hipotálamo para producir la hormona TRH.

Como puede ver , esta es una interacción entre el hipotálamo, la glándula pituitaria y la glándula tiroides . Cuando hablamos de la fisiología de la glándula tiroides de manera cotidiana, podemos decir que la TSH “apaga” o “enciende” la glándula.

Ver también:  6 consejos de salud para mejorar la función tiroidea

Fisiología de la tiroides y síntesis de hormonas.

Control de la glándula tiroides.

Para que sea posible la síntesis de hormonas tiroideas se requieren tres elementos: yodo, tiroglobulina y tiroperoxidasa . El yodo proviene de fuentes externas. Se absorbe a través de los alimentos y es absolutamente necesario para el correcto funcionamiento de la tiroides.

La tiroglobulina es una proteína que se forma en las células foliculares de la glándula tiroides. La tiroides oxidasa, por otro lado, es una enzima que también es producida por la glándula tiroides. Cuando los tres elementos están presentes (yodo, tiroglobulina y tiroperoxidasa) , se produce la síntesis y secreción de las hormonas tiroideas , a través de cuatro etapas:

  • Captación de yodo . La glándula tiroides absorbe el yodo que es absorbido por el cuerpo.
  • El yodo se convierte en yodo orgánico . Este paso incluye:
    • Conversión de yodo en yodo libre.
    • El yodo libre es absorbido por la molécula de tirosina.
    • Formación de yodotironinas.
  • Composición de monoyodotirosina (MIT) y diyodotirosina (DIT) en T3. Y la composición de dos DIT para formar T4, gracias a la función de tiroperoxidasa.
  • Secreción de hormonas tiroideas . Este es el proceso por el cual las hormonas tiroideas se liberan al torrente sanguíneo. Esta etapa está regulada por la hormona TSH en la glándula pituitaria.

Como puede ver , la fisiología de la tiroides es un proceso complejo y laborioso . Si ocurren errores en todo este sistema, pueden ocurrir enfermedades como hipertiroidismo o hipotiroidismo (metabolismo alto o bajo).

Ver también:  7 complicaciones asociadas con los trastornos de la tiroides

Función de la hormona tiroidea

Revisión médica

Las hormonas tiroideas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Intervienen de muchas formas . Entre las características más importantes se encuentran:

  • Aumentan el suministro de oxígeno al tejido, lo que ayuda a regular la función cardíaca.
  • Aumentan la absorción de proteínas y carbohidratos en el tracto digestivo .
  • Contribuyen al desarrollo del feto y al crecimiento en la infancia.
  • Facilitan la capacidad del cuerpo para transportar oxígeno.
  • Regulan la presión arterial y la temperatura corporal.
  • Promueven el crecimiento normal de las células nerviosas.
  • Facilitan la síntesis de proteínas y glucógeno.
  • Favorecen la absorción de grasas .

En resumen, las hormonas tiroideas juegan un papel importante en el metabolismo. Más o menos podemos decir que regulan los procesos energéticos y los optimizan , sobre todo en periodos en los que el organismo cambia.