¿El chile te hace perder peso? Aquí está la verdad

Uno de los ingredientes más utilizados en la cocina especialmente por los amantes de las especias pero a la vez también muy utilizado en cosmética, es sin duda el chile. En Nápoles se utiliza como símbolo para ahuyentar la mala suerte, aunque su historia y el folclore que gira en torno a ella tienen sus raíces en una época mucho más lejana que la que se conoce actualmente, ya que la primera evidencia del uso del chile se remonta a 9000 años en los territorios mexicanos.

Además de la sorprendente historia que lo rodea y los manjares en los que se utiliza el chile, muchos saben que al chile se le atribuyen propiedades notables. En particular, muchas personas dicen que los chiles pueden estimular la pérdida de peso.

Para entender, por tanto, si el chile te hace adelgazar, es necesario estudiar la literatura científica sobre el tema. Aquí, en este sentido, todo lo que hay que saber sobre esta especia.

Qué es el chile

Antes de averiguar si el chile te hace perder peso o no, debes entender qué es, ya que simplemente llamarlo especia es quedarse corto. En primer lugar, desde un punto de vista botánico, es interesante notar que el chile pertenece a la misma familia que los tomates y otras verduras saludables: las solanáceas.

En particular, el chile se incluye dentro del género Capsicum, al que pertenecen, entre otras cosas, las diferentes variedades de pimiento (Capsicum annuum). La fuerte similitud entre el chile y la pimienta, por lo tanto, no es accidental, sino que tiene sus raíces en un ancestro común.

Sin embargo, cualquiera que haya probado la pimienta sabe que tiene una propiedad sensorial diferente a la del chile. De hecho, los chiles contienen un compuesto químico que es capaz de provocar una irritación más o menos fuerte en el interior de la boca, que se identifica erróneamente como un sabor.

Para establecer de manera científica e irrefutable si el chile te hace adelgazar, es necesario partir de este compuesto químico: la capsaicina.

Propiedades del chile

Como ya se mencionó, el fenómeno de picazón que se percibe en la cavidad bucal luego de comer un plato que contiene chile se debe a un compuesto químico, la capsaicina. Esta molécula, desde el punto de vista químico, es un alcaloide que comparte una estructura vagamente similar a la de la cafeína. Ambos compuestos, de hecho, pertenecen a la misma categoría.

Se han realizado varios estudios sobre la capsaicina, inicialmente destinados a medir su picante. Para ello, a principios del siglo XX, un químico estadounidense desarrolló la denominada “escala Scoville”, gracias a la cual es posible medir objetivamente el picante del chile, ya que los pasos de esta escala están relacionados con la concentración de capsaicina equivalente presente.

Solo en los años siguientes los estudiosos se centraron en las propiedades nutricionales de los chiles y, en particular, de la capsaicina. Antes de poder demostrar si el chile te hace adelgazar o no, se han investigado muchas otras propiedades de este alcaloide.

Paradójicamente, aunque la ingestión de capsaicina provoca el conocido escozor, los científicos han descubierto que, hace siglos, el compuesto se utilizaba como un potente analgésico y antiinflamatorio, especialmente para la piel. La aplicación tópica de extracto de chile, de hecho, tiene la notable capacidad de interferir con los receptores del dolor nervioso. De esta forma, estos receptores se adormecen, reduciendo la sensación desagradable.

El hecho de que la molécula fuera percibida como picante llevó a los investigadores a estudiar sus propiedades tóxicas. Al respecto, se encontró que el extracto de chile tiene una poderosa actividad antibiótica, capaz de contrarrestar la aparición de microorganismos patógenos dentro del organismo.

Además, parece que las propiedades antimicrobianas de la capsaicina son más intensas en el tracto respiratorio. Además, según algunos estudios in vitro, la molécula es capaz de promover la muerte de las células cancerosas por apoptosis, contrarrestando su proliferación.

Toda esta evidencia, sin embargo, no explica si el pimiento picante te hace perder peso o no. Sin embargo, en los últimos años, la investigación internacional se ha centrado cuidadosamente en estudiar las propiedades adelgazantes y tonificantes de numerosos compuestos naturales. Gracias a estas evidencias, fue posible dar una respuesta definitiva a esta fatídica pregunta.

¿El chile te hace perder peso?

Antes de continuar con la explicación, aquí tienes la respuesta definitiva: sí, el chile te hace adelgazar. Por supuesto, lo que provoca directamente la pérdida de peso es la capsaicina, el principal compuesto biológicamente activo presente en esta fruta.

Existen varios mecanismos que permiten que los chiles provoquen pérdida de peso. En primer lugar, es bueno saber que es un protector interesante del sistema cardiocirculatorio. Gracias a la capsaicina contenida en el chile, de hecho, es posible mejorar el contenido de los vasos sanguíneos, optimizando la circulación sanguínea.

Al reducir la presión arterial, el compuesto hace que la actividad deportiva sea más efectiva y permite al individuo realizarla por más tiempo sin temer consecuencias desagradables para su salud.

En segundo lugar, el chile te hace bajar de peso porque es capaz de controlar el colesterol malo (LDL) presente en la sangre. De hecho, la capsaicina tiene la capacidad particular de recolectar el colesterol malo y llevarlo al hígado, donde se utiliza para la síntesis de hormonas, incluidas algunas capaces de regular el metabolismo. En este caso, por tanto, la acción del chile sobre la pérdida de peso es indirecta.

Por si todo esto fuera poco, entre las propiedades más aclamadas (así como confirmadas por la comunidad científica) del chile se encuentra la de reducir la sensación de hambre. Por tanto, el pimiento picante también te hace adelgazar porque limita la probabilidad de recurrir a snacks poco saludables. Esto se debe a un mecanismo particular que involucra a la capsaicina y la grelina, una hormona asociada positivamente con la sensación de apetito.

Las propiedades termogénicas del chile

Sin embargo, entre las propiedades más interesantes del chile, se encuentra su acción termogénica. Numerosos estudios, de hecho, han demostrado que la capsaicina, el famoso alcaloide presente en el chile al que se atribuyen propiedades adelgazantes, tiene la capacidad de estimular la producción de calor por parte del cuerpo humano, obviamente a expensas del exceso de lípidos.

En particular, la capsaicina actúa sobre el tejido adiposo pardo, un tejido rico en lípidos y muy difícil de eliminar, que contiene receptores que son literalmente atacados por la molécula.

Esta conexión provoca que el tejido adiposo pardo se gaste progresivamente en la producción de energía, destinada a restaurar la temperatura corporal. De esta forma, es posible maximizar la pérdida de peso incluso en reposo, por lo tanto en los momentos en los que no se realiza actividad física.

Las propiedades termogénicas de la capsaicina no son exclusivas del chile o de este alcaloide específico. De hecho, conviene saber que otros compuestos, entre ellos la cafeína, también comparten estas propiedades. No es sorprendente que, como se dijo anteriormente, la capsaicina y la cafeína pertenezcan a la misma familia de compuestos químicos, a saber, los alcaloides, y compartan algunas propiedades (incluida la resistencia a las altas temperaturas).

Contraindicaciones

Una vez que comprenda que el chile le hace perder peso, debe prestar atención a las complicaciones causadas por el consumo excesivo de capsaicina. Como en todo caso, antes de proceder con tratamientos específicos a base de capsaicina o chile, es recomendable consultar a su médico, quien deberá autorizar explícitamente su consumo.

En particular, debido a su acción irritante dentro del organismo, quienes padecen úlceras, acidez, hemorroides y cistitis deben limitar o evitar el consumo de capsaicina, para no agravar los síntomas de la afección.

En cuanto a las concentraciones máximas de capsaicina que se deben tomar, hasta la fecha, el LARN (Niveles de referencia de ingesta de nutrientes y energía para la población española) no indica explícitamente los niveles máximos que se deben tomar diariamente. Sin embargo, hay una referencia al chile, que sería preferible, como especia, al uso de sal.

A pesar de la falta de información precisa, numerosos estudios han confirmado que las concentraciones de capsaicina presentes en los pimientos más comunes son muy bajas (aunque muy irritantes), por lo que es muy poco probable que se tome una cantidad peligrosa en un momento concreto.

Chile ¿Dónde encontrarlo?

Para los amantes de los sabores fuertes, el uso del chile es fundamental. Afortunadamente, la especia está muy extendida en el territorio nacional y también es la base de los platos tradicionales (solo piense en la ‘nduja de Calabria). Disponible en supermercados en diferentes formas, también puedes usarlo en forma seca, así como cultivarlo en tu balcón.

Sin embargo, dado que el chile hace adelgazar, es obvio que se ha incluido en formulaciones adelgazantes específicas, para ser tomadas como complementos alimenticios. En particular, Reduslim contiene extracto de chile, gracias al cual es posible quemar más grasa en reposo.

Para aquellos a los que no les gustan los sabores fuertes, no hay por qué temer. Incluso si el extracto está presente en los suplementos, estos no devuelven la irritación típica de la cavidad bucal. Esto se debe tanto al uso de tecnologías específicas, que “filtran” la irritación, como a las concentraciones limitadas de extracto chile utilizado.

En estas formulaciones, de hecho, también hay otros compuestos bioactivos termogénicos, que con la capsaicina realizan una acción sinérgica que amplifica su poder.

Conclusiones

El chile es sin duda una de las especias más utilizadas en España, especialmente en las tierras del sur. El hecho de que, como demuestra la literatura científica existente en la actualidad, además de dar una nota viva y agradable a los platos, también tiene considerables propiedades beneficiosas, sólo puede estimular su consumo.

Establecido que el chile te hace adelgazar, si decides tomarlo mediante complementos alimenticios estudiados, hay algunos aspectos que no debes pasar por alto. En particular, los complementos alimenticios no están diseñados para sustituir las comidas, sino para aumentar la ingesta de uno o más componentes para obtener un efecto más evidente.

Precisamente por eso, es bueno recordar que los complementos alimenticios ejercen su máximo efecto solo si se acompañan de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida activo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *