Té verde: todo lo que necesitas saber sobre sus propiedades, usos, beneficios y contraindicaciones

La Camellia sinensis, de la que obtenemos el conocido té verde, pertenece a la familia Theaceae. Es una hierba conocida, en primer lugar, por sus propiedades antioxidantes, así como por los útiles beneficios para contrarrestar el envejecimiento celular. En concreto, el té verde es una bebida que se obtiene precisamente por infusión de las hojas de la mencionada planta. Se ha cultivado durante siglos en Japón, India y China, y se caracteriza por hojas perennes de diferentes formas. Con referencia al té verde, se puede decir que es muy conocido por sus efectos beneficiosos inherentes al correcto funcionamiento del organismo.

Propiedades del té verde: todo lo que necesitas saber

Las hojas y cogollos del té verde se caracterizan por un alto contenido en antioxidantes que contrarrestan eficazmente la formación de radicales libres que, como es sabido, son las principales causas del envejecimiento celular. La acción antioxidante está determinada, en concreto, por la presencia de flavonoides y catequinas son microelementos que pueden apoyar las funciones del corazón y mantener un estado de salud saludable. 

Además, también reducen los valores de colesterol y triglicéridos, protegiendo así al organismo de la aterosclerosis, enfermedades cardiovasculares y coronarias. El té verde también es útil para prevenir la aparición de los desagradables efectos nocivos provocados por fumar. La actividad combinada de los derivados polifenólicos (es decir, ácido clorogénico, flavonoides, taninos, cafeico) tiene una eficacia antidegenerativa mucho más sólida que la que caracteriza a los principios activos individuales. 

Entre los que confiere a la planta, tiene características antimutagénicas y antitumorales, destaca el galato de epigalocatequina, que inhibe la formación y proliferación de células cancerosas metilxantinas (es decir, de teofilina, cafeína y teobromina). De hecho, son capaces de afectar el metabolismo al realizar una función hipoglucemiante, reduciendo la absorción de azúcares, así como lipolíticos, eliminando grasas de los adipocitos. Además, a través de la diuresis se obtendrá un importante drenaje de líquidos, lo que hace que esta bebida sea útil, por tanto, para combatir la celulitis y las infecciones del tracto urinario como la cistitis.

Las propiedades adelgazantes del té verde: aspectos generales

El té verde, se caracteriza por tener excelentes propiedades adelgazantes, por ello se utiliza en suplementos especiales para adelgazar, como componente principal o adicional. Teniendo en cuenta el proceso de secado al que se somete la planta, mantiene inalterados todos los nutrientes que se perderían tras la fermentación. Entre los minerales destacan el hierro, zinc, potasio y selenio, mientras que entre las vitaminas es posible encontrar A y C. No debemos olvidar, entonces, los polifenoles, incluido el galato de epigalocatequina, capaces de ayudar a la acción drenante. Finalmente, las catequinas presentes en ellos promueven una sensación prolongada de saciedad, además de acelerar el metabolismo basal y estimular el proceso de termogénesis, es decir, el proceso de conversión de la grasa consumida en calorías.

Los usos del té verde: cómo disfrutar de los múltiples beneficios

El té verde es bueno para ti, ya que no es más que una bebida capaz de realizar una importante acción antioxidante. También se distingue por un sabor diferente al clásico. Precisamente por ello, puede que no esté entre los gustos de muchas personas y, por tanto, es necesario explotar sus propiedades beneficiosas evitando beberlo. Pues bien, uno de los usos que se puede hacer del té verde es el de aclarar el cabello con su infusión, que será eficaz para prevenir la aparición de piel seca y la caspa. 

El cabello, además, lucirá más brillante, dejando que la mezcla actúe durante unos diez minutos. Como ya se mencionó, entonces, contiene catequinas, o microelementos fitoquímicos capaces de contrarrestar manchas y granos. Las impurezas de la piel, por tanto, serán combatidas mediante una acción antiinflamatoria y antibacteriana. 

Con este fin, puede ser útil enfriar una taza y luego frotar el contenido en las áreas afectadas con la ayuda de un algodón. Por último, con el té verde también es posible preparar un exfoliante combinándolo con azúcar, 5 gotas de tu aceite esencial favorito y una cucharadita de miel. En general, sin embargo, se utiliza en infusión y recomendamos un consumo moderado que no supere las 2 o 3 tazas al día.

Té verde: beneficios

El té verde aporta al organismo una serie de útiles beneficios al realizar, sobre todo, una acción antioxidante gracias a la presencia de polifenoles y bioflavonoisis. Además de reducir la absorción de azúcares y grasas, también es capaz de prevenir enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Bebida con eficacia antibacteriana y drenante, también consigue reducir la caída del cabello, regular la presión, remineralizar los huesos y contrarrestar el envejecimiento celular.

Contraindicaciones resultantes de un uso excesivo

No se recomienda la ingesta de té verde en caso de que exista un tratamiento farmacológico. Sin embargo, para superar este problema, es posible beberlo unas horas antes de tomar el medicamento. En sujetos hipersensibles, entonces, es bueno suspender o al menos reducir su consumo. Además, quienes padecen insomnio no tienen que prepararlo justo antes de irse a dormir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *