Masaje tonificante: Qué es, cómo funciona y cuáles son los beneficios

Son muchas las mujeres en todo el mundo que padecen graves imperfecciones que afectan al tejido cutáneo, entre ellas acumulaciones de grasa, celulitis y arrugas más o menos profundas. Precisamente por estos motivos, la industria cosmética ha invertido mucha energía en la búsqueda del “producto milagroso”, gracias al cual todos los defectos se pueden solucionar con una simple aplicación.

Claramente, en el estado actual del conocimiento y con las biotecnologías actuales, estamos lejos de ser un producto con estas magníficas propiedades, aunque hay que decir que el mercado ofrece una amplia y variada oferta de productos válidos.

En el largo plazo hacia el elixir de la eterna juventud, sin embargo, muchas veces apartamos la vista de otras técnicas igualmente efectivas, pero a la vez menos costosas y menos invasivas (considerando que, en algunos casos, es imposible o no se quiere estirar una crema en tu cuerpo).

Por eso es necesario conocer las ventajas del masaje tonificante: aún poco practicada, esta técnica ha demostrado a lo largo de los años excelentes efectos sobre el tono de la piel y sobre la absorción de arrugas y otras imperfecciones, gracias a mecanismos biológicos que ahora son objeto de numerosos estudios.

En este artículo se describirán los beneficios del masaje tonificante, las áreas que puede afectar y también sus contraindicaciones.

Masaje tonificante corporal: Qué es y cómo funciona

El masaje tonificante es una técnica específica que, mediante el ejercicio de unos movimientos adecuadamente modulados y controlados sobre la piel, permite limitar la aparición de imperfecciones cutáneas como celulitis, arrugas y retención hídrica generalizada, o disminuir su gravedad.

El mecanismo en el que se basan los masajes tonificantes es sumamente sencillo. Para entender cómo funcionan, ante todo es necesario aclarar cuáles son las causas de estos defectos estéticos y más.

La retención de agua es un fenómeno que ocurre con la acumulación de líquidos dentro de los tejidos. El estancamiento de estas sustancias, por supuesto, no puede dar ningún efecto positivo, ya que la falta de recirculación de estos materiales conduce a la formación de desechos, toxinas y moléculas oxidantes que causan más daño a la piel.

Sin embargo, ¿qué es lo que provoca la retención de agua? Desde un punto de vista mecánico, todo se debe a los capilares y vasos linfáticos presentes debajo de la piel. Se trata de conductos sanguíneos o linfáticos que tienen un diámetro interno inferior a una millonésima de metro, por lo que es muy fácil que se bloqueen.

Esta obstrucción puede ocurrir de varias formas. Debido a un exceso de grasa o colesterol, por ejemplo, se pueden colocar pequeñas placas en la parte interna del vaso, limitando así el flujo de agua y sangre, o simplemente el crecimiento de tejido adiposo puede ejercer una presión excesiva sobre estos conductos. obstruyéndolos.

En ambos casos, lo que ocurre es un mal funcionamiento de la microcirculación. El resultado estético de esto no es solo la clásica piel de naranja (celulitis), sino también la formación de arrugas y la mayor predisposición a defectos de carácter estético. En cambio, esto se debe a que la falta de circulación sanguínea limita el fenómeno de oxigenación o el transporte de nutrientes, favoreciendo la formación de imperfecciones.

El masaje tonificante actúa precisamente sobre este mal funcionamiento mecánico. Gracias al estudio de movimientos adecuados y técnicas cada vez más avanzadas que permiten la redistribución de los fluidos en el cuerpo, este tipo de masaje es capaz de garantizar nuevamente el funcionamiento de los vasos sanguíneos y linfáticos, restaurando una perfecta microcirculación.

Realizar un masaje tonificante no está al alcance de todos: de hecho, se necesitan años de estudio y especialización en el tema, gracias a los cuales es posible aprender todas las técnicas necesarias para garantizar el drenaje linfático de los tejidos más afectados.

Los resultados de este proceso, por supuesto, no son inmediatos: es necesario someterse a varios tratamientos para observar un efecto apreciable.

Masaje tonificante de piernas y glúteos: Todos los beneficios

Una de las zonas más afectadas por la retención de agua, especialmente en las mujeres, son las piernas. Estas extremidades, debido a la síntesis de estrógenos y otros hábitos incorrectos como la alimentación inadecuada y la falta de actividad física, tienden a acumular grasa, sobre todo en la parte superior.

Como se describió anteriormente, estas grasas obstruyen los conductos linfáticos, provocando imperfecciones como la celulitis. Sin embargo, en lo que respecta a las piernas, el defecto no es solo estético sino también funcional, lo que supone un gran problema dada su importancia en la vida cotidiana.

Algunos indicadores de mala circulación, de hecho, pueden ser tobillos que tienden a hincharse, sensación de pesadez en las piernas y fatiga de los muslos, así como pies fríos y entumecidos.

En este caso, varias sesiones de masajes tonificantes pueden hacer maravillas. A nivel de los glúteos, como ya se mencionó, los movimientos pueden mejorar la distribución de la linfa en los tejidos, favoreciendo la oxigenación así como la eliminación de desechos. El resultado, por supuesto, son unos glúteos más tonificados y compactos, que no tienen el defecto de las almohadillas.

A nivel de las piernas, en cambio, el masaje tonificante puede favorecer la “disolución” del eritema nudoso, estimular el flujo de líquidos hacia abajo y consecuentemente reducir todos los fenómenos de hinchazón y entumecimiento.

Aunque todavía no existen ciertos resultados científicos capaces de confirmar esta propiedad, según algunos estudios preliminares, el masaje tonificante también podría mejorar el estado de los vasos sanguíneos en mujeres que padecen fragilidad capilar. El resultado sería atribuible a la acción mecánica del masaje tonificante, capaz de estimular una respuesta de los vasos sanguíneos.

En el caso de que esté destinado a realizarse en las piernas, por tanto, el masaje tonificante tiene una triple función: es tonificante, funcional y relajante.

Por que hacer un masaje de senos

En el cuerpo de la mujer, una de las partes más bellas y sensibles son sin duda los senos. Desafortunadamente, con la edad, debido a la creciente falta de ácido hialurónico y otras sustancias rellenas, tiende a faltar y no tan firme como antes.

Sin embargo, no todas las mujeres saben que una de las principales causas de la flacidez de los senos es la mala circulación, a su vez atribuible a diversos tipos de fenómenos (incluido el uso intensivo del sujetador, que las comprime).

En este caso, el masaje no solo favorece el flujo de linfa y sangre, limitando el fenómeno de estrés oxidativo que se asocia a otros problemas, sino que también tiene otro papel muy importante.

Como ya se mencionó, lo que hace que la mama se vuelva turgente y sólida en su juventud es el ácido hialurónico, acompañado de dos proteínas, a saber, colágeno y elastina. Estas moléculas son sintetizadas directamente por las células de la piel, aunque esta capacidad se pierde con el tiempo.

Pues a través del masaje reafirmante de los senos es posible estimular la densa capa de células epiteliales que recubre esta parte del cuerpo, favoreciendo así la producción de colágeno y elastina, así como del ácido mencionado anteriormente.

Someterse a sesiones de masaje tonificante de los senos, por lo tanto, no solo ayuda a hacerla más bella y menos sensible, sino también más tonificada y menos flácida, como la de una niña.

Te podría interesar:

SenoMax – la mejor crema de masaje de senos

Masaje tonificante de abdomen y brazos: como frenar los depósitos de grasa

Dos de las zonas del cuerpo donde más se acumula la grasa en las mujeres son los brazos y el abdomen. En cuanto al primero, se sabe que la acumulación de lípidos ocurre principalmente en el brazo, sin embargo también afecta la funcionalidad del antebrazo, que está adormecido y poco sensible.

A nivel del abdomen, sin embargo, el problema es mucho más grave. El exceso de grasa no solo puede ser antiestético, sino que también puede estar relacionado positivamente con problemas metabólicos.

Sin embargo, con el masaje tonificante en el abdomen también es posible resolver o mitigar estas disfunciones. Masajear adecuadamente el abdomen, siguiendo movimientos específicos, no solo garantiza los resultados estéticos presentados anteriormente, sino que también puede mejorar el metabolismo y reducir la acumulación de grasa.

Gracias a la acción mecánica, de hecho, no solo es posible reducir la acumulación de lípidos en la zona abdominal, sino que, con las precauciones necesarias, es posible estimular suavemente el denso y complejo conjunto de glándulas y órganos presentes en esta zona del cuerpo, promoviendo la producción y liberación de hormonas relacionadas con el control de la glucosa en sangre o la tasa de metabolismo.

Masaje tonificante facial: un tratamiento de belleza eficaz

El rostro es sin duda la tarjeta de presentación de toda mujer. Si se descuida esta zona, es muy probable que aparezcan imperfecciones o defectos de cualquier tipo, incluso a una edad temprana.

Por otro lado, el uso intensivo de cremas y lociones, sobre todo si tienen una textura no adecuada a tu tipo de piel, tiene el mismo efecto negativo, obstruyendo los poros y favoreciendo la formación de puntos negros o ampollas de diversos tipos chico.

Estas contraindicaciones, sin embargo, no están presentes si decide utilizar el masaje tonificante, que sin embargo puede traer numerosas ventajas.
Piense, por ejemplo, en el fenómeno de las ojeras. Estos suelen ser causados ​​por la fragilidad capilar y, como se vio anteriormente a través del masaje tonificante, es posible fortalecer los vasos sanguíneos.

Con el masaje tonificante, por tanto, es muy sencillo estimular la producción de estos materiales indispensables, ya que la actividad mecánica da un “choque” a las células responsables de su producción.

También en este caso, por lo tanto, el masaje tonificante no solo es una forma de mimarse y relajarse, sino que también es una herramienta muy valiosa para solucionar imperfecciones intrusivas.

¿El masaje tonificante tiene alguna contraindicación?

Salvo en los casos en los que existan problemas de carácter grave (por ejemplo, bultos en los senos), el masaje tonificante no tiene contraindicaciones importantes.

Pero ojo: esto es cierto solo mientras se cuente con las manos de un experto en el sector, que sepa sacar el máximo provecho con sus propias manos. En general, sin embargo, no se recomiendan los masajes tonificantes de bricolaje. Por supuesto que está permitido masajear suavemente su cuerpo, pero esta acción no puede considerarse un masaje vigorizante.

Además, no se recomienda ejercer una presión excesiva o realizar movimientos demasiado técnicos, ya que se corre el riesgo de dañar los vasos sanguíneos y los nervios, en algunos casos de forma irreversible.

Conclusiones

El masaje tonificante es sin duda un aliado válido para la belleza femenina, capaz de resolver numerosos defectos estéticos. Si se hace correctamente, puede aportar innumerables beneficios, garantizando juventud y belleza a las distintas partes del cuerpo.

Además, no debemos olvidar que el masaje tonificante es también una gran manera de mimarse y dedicar tiempo a uno mismo: todo, por supuesto, en beneficio del estado de ánimo.

Te podría interesar:

  • Masajeador eléctrico anticelulítico
  • Masajeador anticelulítico VibroSnell
  • VibroSculpt celulitis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *