Pesadez en las piernas: causas y remedios para aliviarla

No solo las mujeres, sino también muchos hombres (aunque rara vez lo admiten) pueden verse afectados por la pesadez en las piernas. Esta condición, de hecho, es percibida por todos los seres vivos al menos una vez en su vida: las piernas se perciben o aparecen hinchadas, dolorosas y tienen dificultad para soportar el peso del cuerpo.

Ciertamente se trata de una sensación desagradable, de carácter agudo o crónico, que puede estar asociada a diversas causas desencadenantes. Aunque la pesadez en las piernas tiene una mayor incidencia en las mujeres que en los hombres, como ya se ha visto, los varones también pueden verse afectados.

Afortunadamente, es posible utilizar algunos remedios específicos para aliviar la sensación a corto plazo y solucionar el problema de forma duradera, si no permanente. Sin embargo, para lograr este resultado, es necesario encontrar con mayor precisión las causas subyacentes de la pesadez en las piernas, para poder utilizar el mejor remedio.

Aquí, entonces, está todo lo que necesita saber sobre la pesadez en las piernas, sus posibles causas y los remedios que se pueden adoptar.

Pesadez en las piernas: Cómo se manifiesta

Puede parecer superfluo describir los síntomas de pesadez en las piernas, que es una sensación tan común y generalizada, pero es importante describirlos en detalle, porque algunos de ellos pueden ser indicadores de otras afecciones o simplemente se subestiman.

Por ejemplo, es bueno saber que la pesadez en las piernas a menudo se asocia con una sensación de calor. Incluso si la temperatura externa es normal, de hecho, si hay problemas con las piernas, estas pueden percibirse como calientes. La condición, en muchos casos, empeora si la temperatura exterior es demasiado alta.

Otros síntomas asociados con la pesadez en las piernas, que pueden ocurrir solo ocasionalmente, son los calambres (especialmente de noche) o los dolores que se sienten al estar en movimiento (después de una caminata, por ejemplo). Estos dos síntomas deben registrarse y comunicarse al médico ya que, si se asocian con pesadez en las piernas, pueden indicar problemas muy específicos.

La aparición de vetas violáceas, provocadas por la rotura de venas y capilares, así como el temblor, pueden ser otros síntomas que se presentan en conjunto con la pesadez en las piernas, y a su vez pueden asociarse a otras afecciones específicas.

En la mayoría de los casos, todos estos síntomas tienen una intensidad baja o moderada, lo que no invalida las actividades diarias que se realizan. Sin embargo, en casos raros de manifestación aguda, su intensidad puede estar lejos de ser insignificante.

Causas de pesadez en las piernas

En general, a menos que existan condiciones específicas, las causas de la pesadez en las piernas son atribuibles a problemas circulatorios.

Normalmente, las piernas están cruzadas por una red muy densa de vasos sanguíneos y linfáticos. La razón se explica rápidamente: el papel de estos miembros es de hecho fundamental para el ser humano, ya que gracias a ellos es posible moverse.

Lo que sucede en muchos casos, como se puede imaginar fácilmente, es un bloqueo de estos conductos microscópicos. La oclusión de estos capilares o vasos linfáticos genera una serie de problemas que desencadenan una reacción en cascada.

Una de las consecuencias directas de la obstrucción de los vasos sanguíneos de las piernas, por ejemplo, es la falta de oxigenación de los tejidos. Si los diversos músculos no reciben oxígeno, su rango de movimiento es obviamente muy limitado. El oxígeno, de hecho, es esencial para asegurar que se produzcan diversas reacciones metabólicas capaces de producir energía.

Además de los vasos sanguíneos, los linfáticos también pueden bloquearse. En concreto, a esta situación se le atribuye la mayor responsabilidad en lo que se refiere al cansancio y pesadez de las piernas

De hecho, si los vasos linfáticos se bloquean, se produce una acumulación de líquidos en la parte inferior de las extremidades, que se ve favorecida por la fuerza de la gravedad. Esto explica por qué, en tales casos, son los pies y los tobillos los que muestran más hinchazón.

Sin embargo, como ya se mencionó, la obstrucción de los vasos sanguíneos y la hinchazón de las extremidades son el resultado de una cascada de eventos. En la mayoría de los casos, el problema subyacente es la acumulación de placas de grasa y colesterol.

Estos materiales desagradables pueden acumularse no solo en el interior de las venas y arterias, obstruyendo la luz interna, sino que también logran asentarse en áreas externas (como en el caso de la grasa intramuscular), provocando una presión cada vez mayor en los conductos linfáticos y sanguíneos.

Sin embargo, la obstrucción de los conductos no es la única causa de pesadez e hinchazón en las piernas. En la literatura científica, por ejemplo, existen innumerables casos de sujetos que presentan pesadez en las piernas por problemas que afectan a los nervios que atraviesan las extremidades. 

En esos casos, la comunicación incorrecta entre las terminaciones nerviosas puede ser la base de calambres y dolores que ocurren de manera muy rápida e igualmente intensa.

Además, aunque correr y caminar son actividades decididamente positivas no solo para las extremidades, sino también para el sistema cardiovascular y el estado de ánimo, no se debe exagerar ni exceder los límites. En muchos casos, de hecho, la hinchazón en las piernas se debe simplemente a una respuesta inflamatoria de los músculos y las terminaciones nerviosas, a menudo sometidas a estrés.

Además, en estas situaciones, también puede ocurrir la percepción de calor aparente mencionada anteriormente. Si, de hecho, se perciben piernas hinchadas y calientes, se puede suponer de forma realista que la causa es atribuible a la inflamación.

También existen otras condiciones asociadas con la pesadez en las piernas, aunque estas tienen una incidencia mucho más rara. Estos son, por ejemplo, la trombosis (a menudo asociada con una tendencia a descuidar los síntomas), así como las hernias de disco.

Cómo solucionar la pesadez en las piernas

Está claro que se deben adoptar soluciones encaminadas a solucionar el problema de fondo, sobre todo si este se presenta de forma crónica, así que veamos los principales remedios para piernas pesadas.

Remedios naturales para la pesadez de piernas

Hablando de lo que se acaba de decir, no podemos dejar de mencionar la nutrición. Seguir una dieta equilibrada y variada no solo limita la probabilidad de acumular grasas y colesterol (que son la base de la pesadez en las piernas), sino que también aporta una serie de moléculas y sustancias con efecto terapéutico, especialmente si se siguen las debidas precauciones.

Antes que nada, no debemos descuidar las famosas 5 raciones de frutas y verduras al día. Gracias a ellos, de hecho, es posible introducir mucha agua, imprescindible para poder reactivar el sistema linfático y expulsar todos los líquidos responsables de la pesadez de piernas y tobillos.

No solo eso, sino que mediante la ingesta de frutas y muchas verduras también es posible integrar las vitaminas y minerales necesarios para fortalecer los músculos y los vasos sanguíneos. No es casualidad, por ejemplo, que las abuelas recomienden comer plátanos en caso de calambres en las piernas. 

Este consejo tiene una base científica: se ha observado que una de las principales deficiencias de los calambres en las piernas es la falta de potasio, un mineral particularmente presente en el banano.

Por último, si hablamos de problemas de pesadez en las piernas por mala circulación, no podemos dejar de hablar de berries en general y, más concretamente, de arándanos. Estas pequeñas bayas de sabor fuerte pero al mismo tiempo muy agradable contienen una gama muy amplia de polifenoles y antocianinas.

En particular, los polifenoles de los arándanos ayudan a reducir la acumulación de sustancias tóxicas en el interior de los conductos sanguíneos, ejerciendo una acción vasoprotectora especialmente buscada por las mujeres.

Precisamente por este motivo, en los últimos tiempos ha habido cada vez más fármacos a base de polifenoles contenidos en los arándanos, así como complementos alimenticios que tienen la misma finalidad.

Otros remedios para la pesadez en las piernas

Aunque seguir un estilo de vida activo y una dieta equilibrada son los principales remedios para aliviar la hinchazón y la pesadez en las piernas, es bueno saber que no todas las posibles soluciones pasan por la boca.

Si sientes pesadez y dolor en las piernas, es bueno saber que es posible recurrir a algunos remedios específicos capaces no solo de paliar los síntomas a corto plazo, sino también de solucionar definitivamente el problema.

Una de las soluciones no alimentarias sin duda más apreciadas si sientes las piernas hinchadas y pesadas, especialmente en el calor del verano, es recurrir al hielo. Hacer compresas frías o sumergir las piernas y las rodillas en un recipiente con agua fría puede ser muy útil para resolver algunos síntomas desagradables.

Pero eso no es todo: a lo largo de los años, la industria farmacéutica ha ido cada vez más lejos en el desarrollo de formulaciones para baños de pies, capaces de relajar, estirar los nervios y reducir drásticamente la hinchazón, casi al instante.

Muy a menudo, por ejemplo, unas gotas de aceite 31, así como esencia de manzanillalavanda y otras flores, con propiedades terapéuticas para el cuerpo y el espíritu, se sumergen en las aguas destinadas al baño de pies.

Sin embargo, esto no es todo. Como ya se mencionó, una de las causas más probables de pesadez en las piernas es la circulación ineficaz, tanto en términos de vasos sanguíneos como linfáticos.

Es bueno saber que es posible estimular la circulación no solo con alimentos, sino también con una intervención mecánica. Por ejemplo, no todo el mundo sabe que existen masajeadores de piernas, que se pueden utilizar cuando se desee, cuyo objetivo es favorecer una correcta circulación mediante movimientos bien estudiados.

Además de los masajeadores mecánicos que se pueden comprar y utilizar cuando se desee, obviamente existen figuras profesionales dedicadas, capaces de masajear las piernas con la presión adecuada y con los movimientos correctos, para drenar los líquidos.

Conclusiones

En última instancia, la pesadez en las piernas es sin duda un problema muy común y, a menudo, se pasa por alto. Si bien no es una afección grave, puede ser la luz de advertencia para situaciones mucho más graves, por lo que debes prestar la máxima atención.

Con la consulta de un experto y con los remedios adecuados, es posible no solo reducir drásticamente el dolor y la pesadez, sino también prevenir su futura aparición.

Preguntas frecuentes (FAQ

✅ ¿Por qué me pesan las piernas?

Lo más probable es que sus vasos linfáticos o sanguíneos no puedan hacer circular bien los líquidos, aunque puede haber otras causas.

✅ ¿Cómo aliviar la pesadez en las piernas?

Las compresas frías y el uso de hierbas son excelentes formas de aliviar temporalmente los síntomas de pesadez en las piernas.

✅ ¿Qué tomas por pesadez en las piernas?

Existen fármacos o suplementos ad hoc, basados ​​en antioxidantes y polifenoles específicos.

✅ ¿Qué se puede hacer con la pesadez en las piernas?

Además de seguir una dieta adecuada para prevenir el problema, puedes utilizar masajeadores de piernas.

Te podría interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *