6 buenos hábitos que reducen el riesgo de demencia

¿Sabías que las relaciones saludables son fundamentales para prevenir la demencia y reducir sus efectos? Para mantener su red de amigos y aumentar los beneficios, intente hacer alguna forma de actividad física juntos.

La demencia es una enfermedad progresiva que causa un deterioro dramático en la función cerebral. Lea cómo reducir el riesgo de demencia en este artículo.

Cuando ocurre, afecta su capacidad para crear recuerdos y pensamientos. Incluso puede alterar las funciones químicas normales de su cerebro.

En muchos casos, tiene que ver con problemas genéticos y cambios específicos de la edad. Sin embargo, la demencia también puede ocurrir como resultado de otros trastornos.

Aunque se han desarrollado algunas técnicas médicas para tratarlo, esto continúa creando algunos de los problemas de adicción más graves entre los ancianos.

Por ello, muchos expertos han recomendado una serie de ejercicios con efectos en el cerebro que pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer este trastorno.

Hoy te compartiremos en detalle los seis más importantes para que puedas empezar a practicarlos todos los días.

Haz actividad física

Actividad física

¿Desea saber más? Leer: Consejos para un cerebro sano

Hacer ejercicio es la medida preventiva más eficaz que puede tomar para reducir el riesgo de demencia y otros problemas cognitivos que surgen con la edad.

Esto se debe a los beneficios que tiene sobre la circulación y la salud cardiovascular, que es crucial para optimizar la función cerebral.

Sugerencia

  • Trate de hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día.
  • Diseña un plan de entrenamiento que combine el entrenamiento cardiovascular con el entrenamiento de fuerza.

2. Deje de fumar para reducir el riesgo de demencia

Las personas que fuman o están constantemente expuestas al humo del cigarrillo tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia que pueden reducir significativamente su calidad de vida.

Dejar de fumar y adoptar un plan de desintoxicación completo puede ser crucial para evitar las graves consecuencias.

Sugerencia

  • Si está involucrado con un grupo de personas que fuman, intente adoptar algunos hábitos para dejar este mal hábito antes de que afecte su salud. Esto puede implicar la creación de un movimiento de grupo colectivo para unirse. Después de todo, ¡es más saludable para todos!
  • Para dejar de fumar, beba té para la ansiedad y mantenga su mente ocupada con otras cosas.

3. Leer todos los días

Leer libros

El hábito de la lectura es una de las mejores formas de ejercitar y fortalecer tu cerebro para prevenir la aparición de enfermedades neurodegenerativas.

A medida que lee, se activan algunas funciones importantes de la memoria, lo que mejora su creatividad y otras habilidades cognitivas.

Sugerencia

  • Lea los artículos que le parezcan interesantes en su tiempo libre.
  • Empiece a leer un libro que llame su atención.
  • Intente leer un poco todas las noches antes de quedarse dormido.

4. Realice actividades que desafíen su cerebro

Las actividades que desafían a su cerebro son una excelente manera de fortalecer su memoria, pensamiento y otras funciones importantes.

Resolver problemas matemáticos, resolver un rompecabezas y hacer otros ejercicios de pensamiento puede reducir el riesgo de demencia y pérdida de memoria en la edad adulta.

Sugerencia

  • Resuelve crucigramas, Sudoku o cualquier juego de estrategia.
  • Trabaje su camino a través de algunos problemas de matemáticas.
  • Aprender un nuevo lenguaje.
  • Escribe sin levantar tu bolígrafo o lápiz.

5. Adopte una dieta saludable

Dieta saludable

La comida juega un papel muy importante en la salud de su cerebro. Lo crea o no,  los nutrientes que obtiene a través de su dieta pueden ayudar a determinar qué tan bien funciona su cerebro.

Comer alimentos saludables ricos en antioxidantes y nutrientes esenciales ayuda a mantener buenos niveles de oxígeno celular y regenera continuamente sus células.

Sin embargo, los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcar y otros aditivos industriales pueden aumentar la tasa de pérdida de funciones cognitivas.

Sugerencia

  • Diseñe un plan de dieta con control de calorías que incluya muchas frutas y verduras.
  • Aumente su ingesta diaria de agua y otras bebidas saludables.
  • No olvide aumentar la ingesta de fuentes saludables de aminoácidos esenciales y carbohidratos complejos.
  • Consume alimentos ricos en ácidos grasos omega-3.
  • Evite los alimentos comerciales o muy salados.

No te pierdas: Fortalece tu memoria cuidando tus emociones

6. Disfruta de tus actividades sociales

Las relaciones sociales estimulan continuamente la actividad cerebral y proporcionan sentimientos de bienestar, los cuales ayudan a reducir el riesgo de demencia a medida que uno envejece.

Mantener un grupo de familiares y amigos con los que se reúne y habla regularmente ayuda a mejorar su memoria y también previene sentimientos de soledad y depresión .

Sugerencia

  • Pasa tu tiempo libre con tus amigos más cercanos.
  • Haga planes divertidos con amigos y familiares.
  • Cree vínculos saludables cuando se sienta triste o deprimido.

Todos estos hábitos pueden ser un gran sistema de apoyo para mantener tu cerebro activo y fuerte a pesar del paso del tiempo. ¡Intente incluirlos en su vida diaria para reducir el riesgo de demencia y notará la diferencia!